El recorte de servicios críticos y aumento de impuestos podría ser el precio si el gobierno federal no ayuda a las ciudades

April 23, 2020

Alcalde predice un profundo décit con consecuencias desalentadoras si la Administración no ayuda

Greg Fischer presentó este día, su reporte de presupuesto anual,  haciendo un minuto de silencio por las víctimas del COVID -19 . Foto de archivo.

 

Louisville KY La aguda disminución en la recaudación de impuestos producto de la pandemia del Covid 19 afectará de manera tremenda los servicios que las ciudades proveen a sus residentes a través de todo el país. Louisville no es la excepción.

El gobierno metropolitano proyecta una disminución de $46 millones en ingresos de impuestos en el actual año fiscal que termina el 30 de junio y otro déficit adicional de $69 millones en el siguiente año fiscal.

 

EL IMPACTO

El Acalde Greg Fischer al explicar ante la prensa ésta mañana los detalles del déficit que se proyecta tendrán un impacto mayor, dijo que cerca del 47 por ciento del presupuesto de la ciudad viene de los impuestos que se colectan de las planillas de pago. Cuando una empresa reduce empleos, menos personas perciben salaries y los ingresos de la ciudad También disminuyen. El impacto del COVID-19 en este rubro es directo e indiscutible.

 

Cerca del 11 por ciento de presupuesto viene de las ganancias que reportan las empresas. En una economía en crisis, menos negocios ven ganancias y los ingresos de la ciudad también disminuyen.

 

Por otro lado, otro efecto secundario de la desaceleración económica es que disminuye o desacelera el valor de los bienes raíces, lo cual reduce los ingresos por impuesto a las propiedades, esto implica cerca del 25 por ciento del presupuesto de Louisville.

 

Otra consecuencia de la crisis, será el impacto sobre entidades públicas como TARC, MSD y la oficina de turismo, las cuales no son parte en sí, del gobierno municipal, pero ofrecen servicios públicos.

 

EN CONTEXTO

Los recortes realizados producto del déficit del año fiscal anterior, forzaron recortes por $25 millones. Esta vez los recortes sería al menos tres veces esa cantidad explicó el mandatario municipal.

La pérdida de ingresos es tal, que simplemente no se puede absorber simplemente haciendo recortes en un lugar u otro. El impacto de la crisis exige considerar un aumento significativo de impuestos o hacer reducciones en cada una de las agencias del gobierno, incluyendo departamentos de policía, el cual forma el 60% del total del presupuesto. La seguridad es la prioridad número uno actualmente.

 

FLEXIBILIDAD EN EL USO DE LOS FONDOS FEDERALES ES LA CLAVE DICE FISCHER

Fischer subraya que la ayuda del gobierno federal es la respuesta a la actual situación que afronta Louisville. Junto a los demás alcaldes de todo el país, el alcalde les urgió a los representantes del Congreso y el Senado a dar flexibilidad en como utilizar el dinero que las ciudades recibirán como reembolso delos gastos hechos para confrontar la pandemia. Actualmente la ley dicta que las ciudades no pueden utilizar los fondos para cubrir los déficits de sus presupuestos.

 

Estamos en medio de una pandemia sin igual en nuestras vidas. Ahora no es el tiempo para recortar trabajadores de salud publica. Ahora no es el tiempo para recortar oficiales de policía, paramédicos y personal de emergencia. Pero eso es a lo que Louisville se enfrenta si el Congreso y la actual administración no hacen nada, explicó Fischer.

 

El alcalde metropolitano urge al público comunicarse con sus representantes y compartir el mensaje de que la ayuda del gobierno federal es necesaria.

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload