¿Qué es la SB-1?

January 21, 2020

 Foto de la multitudinaria protesta en contra de la propuesta antiinmigrante SB6 en el 2011. La propuesta legislativa SB1, propuesta este año,es considerada mucho peor. FOTO JOSE DONIS.

 

 

Si es aprobada la SB-1, potencialmente aumentará los sentimientos y acciones anti inmigrantes en la población de nuestro estado, que impactará negativamente a la comunidad inmigrante en varias maneras explicadas en este análisis.

Adicionalmente, la SB-1 será un retroceso en la construcción del apoyo necesario para una legislación pro-inmigración para nuestras comunidades. La SB-1 tiene el potencial de crear un ambiente antiinmigrante muy hostil que podría tener repercusiones para todos los inmigrantes y sus familias en años venideros.

 

 

< Ron Russell abogado de Inmigración en Louisville KY.

 

Especialmente la SB-1 probablemente conducirá al arresto y deportación adicional de miles de inmigrantes. Prácticamente, podría enfrentar a miles de residentes de KY en contra de los inmigrantes, convirtiendo a tantos como sea posible en agentes de inmigración de facto para reportar a sospechosos “ilegales” a la policía local, del condado o de l estado.  Y pondría a cargo de hacer cumplir las leyes de inmigración federal a muchos otros empleados públicos.

 

Y debido a que la SB-1 específicamente autoriza acciones legales en contra de oficiales estatales, locales y del condado, que no “hagan su mejor esfuerzo por apoyar el cumplimiento de la ley federal de inmigración”, ellos tendrían presión de actuar y reportar a todos los “ilegales” en sus respectivas jurisdicciones.

Políticos oportunistas muy probablemente tomarían ventaja para sobresalir frente a otros en sus esfuerzos por librar a nuestras comunidades de los “ilegales” a quienes les reclaman estar involucrados en el tráfico de drogas y la violencia de los carteles.

Algunos políticos ya están utilizando el reciente artículo aparecido en el Courier Journal sobre el tráfico de drogas y la violencia del cartel de “El Mencho” como la razón por la que todos debemos de temer y librar a las comunidades del azote de los “ilegales” que amenazan nuestra seguridad y decencia.

 

Poca atención se le da al hecho de que en la mayoría de los casos los recién llegados a los Estados Unidos, son mujeres y niños víctimas reales o potenciales de la violencia inhumana e impactante de los carteles de la droga en sus propias comunidades.

 

A continuación, los más repugnantes aspectos de la SB-1

 

  1. Grandes y pequeños municipios o ciudades enfrentarían demandas por fallar apoyar el cumplimiento de las leyes federales de inmigración.

 

Algunas jurisdicciones tienen políticas, algunas escritas otras no, que no autorizan el arresto de personas indocumentadas cuando oficiales de la ley los encuentran a diario, incluyendo en violaciones menores de tráfico, tales como conducir fuera del límite de velocidad, o pasarse una señal de alto. Bajo la política actual en algunas jurisdicciones, siempre y cuando una persona tenga un ID emitido por una entidad gubernamental, aunque la entidad sea otro país, la persona solo recibie un ticket de tráfico y luego puede proceder con sus actividades. La persona que es detenida no se le pide que presente documentación que verifique su estado legal migratorio, y el oficial de la policía no está autorizado a contactar al ICE, y tampoco actuar como un agente de facto del ICE y arrestar a la persona por no tener autorización legal de estar en los Estados Unidos.

Bajo la propuesta SB1, estas jurisdicciones probablemente serían demandadas por no promover el “cumplimiento de la ley federal de inmigración.” Los tribunales que ya tienen sobre carga de casos y las cárceles se verían forzadas a utilizar tiempo y recursos en hacer cumplir las leyes de inmigración.

 

2.Los padres indocumentados que aplican para beneficios autorizados para sus hijos(as) que son ciudadanos(as) de los Estados Unidos, podrían ser arrestados y detenidos por empleados de agencias públicas que llamarían al ICE para denunciarlos.

 

Esta provisión de la SB-1 habilitaría a empleados de agencias gubernamentales, locales, del condado y del estado de contactar al ICE por sospechar tener a un padre o una madre indocumentada que aplica en favor de sus niños(as) ciudadanos de los Estados Unidos para obtener los beneficios que legalmente se les garantiza bajo la ley del estado o nacional.

Un empleado de una agencia podría potencialmente identificar a padres de familia que probablemente son indocumentados, por la información que se provee en los formularios, o que verbalmente dan información al empleado de la agencia indicando que son indocumentados.

 

En el pasado algunos empleados de agencias han creado obstáculos, obstinados, no cooperando e incluso han llegado a amenazar con reportar a padres y madres indocumentados que buscaban asegurar ciertos beneficios que legalmente les garantiza la ley para sus hijos ciudadanos estadounidenses. 

La ley SB-1 legalmente habilitaría a estos empleados de reportar legalmente al ICE a padres y madres sospechosos de ser indocumentados.

 

Esto tendría un efecto escalofriante sobre los padres de familia indocumentados que se enfrentarían al arresto si son reportados a las autoridades. Más aun, sus hijos(as) no obtendrían los beneficios que necesitan, incluyendo los beneficios que son requeridos para la salud y la vida de un niño(a). Yo personalmente he tenido clientes que se han encontrado con tales empleados en agencias que han tratado de que los padres de niños y niñas ciudadanos de este país, no obtengan estos beneficios, utilizando amenazas y otras acciones ilegales. Bajo la SB-1, tales actos ya no serían ilegales. Los empleados de agencias se verían protegidos y habilitados para reportar a los inmigrantes.

 

3. La aprobación de la SB-1 muy probablemente desataría el resentimiento acumulado y el odio que algunos residentes de Kentucky tienen hacia los inmigrantes indocumentados.

 

Incluso hoy, hay individuos en nuestro estado que ven como su responsabilidad el reportar con la policía a personas que sospechan son indocumentados.En un número de casos de varios ex-clientes, a ellos se les dijo que una persona en su comunidad había contactado a la policía local, que luego los arrestó y detuvo, lo que llevó al consiguiente arresto por parte del ICE.

Habiendo practicado la ley de inmigración durante más de 31 años, estoy seguro que este tipo de formas de actuar ha llevado al arresto de muchos otros indocumentados. La SB-1 destará una atmósfera híper-nacionalista cargada de retórica racial en donde individuos sospechosos de ser indocumentados podrían ser “delatados”, conduciendo a muchos arrestos mas de personas indocumentadas y sus familias.

 

La SB-1 podría también promover hacer el blanco de muchos vecindarios y comunidades en donde viven muchos inmigrantes, por parte de personas resentidas y llenas de odio que quieren apoyar el “cumplimiento de las leyes de inmigración” llamando a los oficiales locales para contactar al ICE para “proteger a nuestras comunidades” arrestando y deportando a personas indocumentadas. 

La ironía de esta demanda es que forzaría en muchos casos a estos individuos a regresar a sus comunidades de donde han huido, lo que implicaría una sentencia de muerte, de parte de pandillas y carteles que buscarían venganza por haber ignorado sus demandas.

La atmósfera de confrontarse entre los mismos vecinos es probable, y similar a la que fue promovida por la Alemania Nazi y el arresto de judíos y otras personas “indeseables.”

O aquí mismo, la atmósfera en los Estados Unidos cuando los afro-americanos que apoyaban la llamada Reconstrucción fueron convocados, luego arrestados y asesinados por apoyar el derecho a votar y participar en elecciones.

 

4. El régimen que se permitiría bajo la SB-1 conduciría al arresto ilegal de personas por la mera sospecha de ser indocumentados, incluyendo aquellos que tienen autorización de permanecer en los Estados Unidos.

 

La SB-1 permitiría al empleado de una agencia de gobierno el “usar su mejor esfuerzo” para apoyar el cumplimiento de las leyes de inmigración.”

¿Qué significa eso en realidad? ¿Qué acciones de “mejor esfuerzo” se les permitiría a los empleados de agencias hacer bajo la ley? ¿Contactar al ICE por si mismos? ¿Tendría la agencia que establecer el procedimiento para que los empleados contacten al ICE? ¿Tendrían ellos que asegurarse del estatus migratorio de una persona antes de contactar al ICE? ¿Cómo determinaría un empleado de una agencia de gobierno, el estado no autorizado de una persona? Si el empleado asume que alguien es indocumentado, la persona sospechosa de no tener documentos, ¿tendría que esperar a que llegara un oficial de policía o ICE?¿Y que pasaría si la persona se resiste hacerlo? ¿Podría entonces el empleado de una agencia tomar pasos para detener o no permitir que la persona se vaya, tal como bloquear la puerta o restringir su movimiento, o amenazar su seguridad? ¿Podría un empleado de agencia físicamente detener a o no permitir a que una persona salga del lugar? ¿Sería como el arresto de civil de ciudadanos?

La SB-1 abre una caja de pandora con el potencial de desarrollar actividades peligrosas y que previamente han sido ilegales.Considerando la continua expansión de nuestras leyes de libertad de portar armas en ciertos lugares públicos, las posibilidades son absolutamente escalofriantes.

 

5. Las personas que buscan arrestar y detener individuos por sospechar que estos son indocumentados, incluyendo oficiales de la ley, están claramente incapacitados o descalificados para determinar el estado legal de una persona.

 

De acuerdo a académicos, la ley de inmigración es una de las áreas más complicadas de la ley en los Estados Unidos, tiene miles de páginas de estatutos, regulaciones, políticas escritas por agencias y procedimientos de cada una de las tres mayores agencias del gobierno, USCIS, CBP Y ICE, encargadas de interpretar, aplicar y hacer cumplir la ley de inmigración.  La aplicación de estas leyes, requiere de conocimiento profundo no solo de la ley, sino de como ésta se entrelaza con y es impactada por numerosas áreas de la ley, tales como la ley criminal, la ley constitucional y la ley de agencias administrativas.

Más aun, la aplicación de la ley de inmigración, requiere del entendimiento de interpretaciones relevantes y regulaciones de la ley emitidas por los Tribunales de Distrito de los Estados Unidos, los Tribunales de Circuito y del Tribunal Supremo del País.

Lo que esto significa es que el tomar la decisión para determinar si una persona debe ser arrestada, detenida y entregada al ICE para su detención y consiguiente remoción, es una decisión muy complicada. Consecuentemente, el dar la autoridad a una persona que se basa en una mera sospecha o escaso conocimiento del estado migratorio de una persona, o actúa sin el entendimiento legal del estado de una persona, es algo profundamente imprudente e irresponsable.

 

6. Si la SB-1 se convierte en ley, es muy posible que individuos que están legalmente autorizados para vivir en los Estados Unidos, incluyendo residentes permanentes y ciudadanos delo Estados Unidos, sean detenidos, arrestados y deportados ilegalmente.

 

La apariencia o la falta del dominio fluido del inglés son utilizados a menudo como indicadores de que una persona es indocumentada por aquellos que no conocen a la comunidad inmigrante y las leyes de inmigración.

Sin embargo, los ciudadanos naturalizados no están obligados a llevar cualquier documentación que indique su ciudadanía. Y los ciudadanos naturalizados no están obligados a dominar el inglés ni siquiera a un mínimo nivel.

 

Algunos ciudadanos naturalizados que han sido residentes permanentes durante 15 o 20 años o más, no están obligados a aprender inglés o aprobar un examen de naturalización.  Y muchos ciudadanos que han nacido en los Estados Unidos no aprenden el suficiente inglés, y tampoco están obligados a hacerlo.

Consecuentemente, esto ha llevado a un número de deportaciones erróneas de ciudadanos de los Estados Unidos, por ICE, hacia el país que se asume pertenecen.  Adicionalmente, mientras los residentes permanentes están obligados por la ley a llevar prueba de su estado migratorio, no sucede lo mismo con los que han ingresado al país legalmente en alguna de las muchas categorías de visa, y permanecen legalmente durante muchos años.

 

7. Bajo la SB-1 muchas personas indocumentadas que tienen autorización para estar en el país, podrían enfrentar arresto, detención y posible deportación, por error.

 

Personas que se encuentran en el proceso migratorio ante los tribunales, que previamente entraron sin inspección, se les permite estar en el país mientras el proceso continúa y si una apelación es presentada, pueden permanecer en el país más tiempo.  Otros que han empezado el proceso de extensión de sus visas, o los que buscan asilo, los que tienen TPS, y cualquier otro estado migratorio en el cual son elegibles para permanecer en el país mientras se les adjudica su estado, están muy probablemente con autorización de estar en el país, aunque no tengan documentos aún.

USCIS, puede haber concedido una permanencia humanitaria basado en sufrimientos o persecución si regresan a su país. Algunos indocumentados son considerados “sin estado” y no pueden regresar a ningún país.

Algunos de estos individuos puede o no tener documentos o prueba de que están en el país con autorización.

 

8. La SB1 llevará a numerosas demandas por parte de los que sean ilegalmente arrestados, detenidos y posiblemente removidos de los Estados Unidos.

 

Cuando el ICE inició el programa 287g (bajo 237(g)de INA) hace muchos años, muchos oficiales recibieron “entrenamientos” para aplicar las leyes de inmigración en ciertas comunidades. Como resultado de los muchos abusos provocados por la falta de entrenamiento y supervisión de los oficiales, el programa fue plagado de muchas demandas por discriminación racial y violaciones a derechos civiles. 

 

Muchos gobiernos locales fueron demandados y grandes sumas fueron ganadas por los demandantes, incurriendo en pérdidas significantes de impuestos para los gobiernos. Aunque la 237g fue significantemente recortada durante el gobierno de Obama, la administración Trump la revivió.

La SB-1 muy probablemente tendrá los mismos resultados considerando la falta de entrenamiento de aquellos que se ven animados a apoyar la aplicación de las leyes federales de inmigración. 

Ésta imprudente propuesta de ley, podría repetir los mismos errores de la 287 g forzando a muchas localidades a pagar grandes sumas de dinero por violar los derechos constitucionales de los inmigrantes.

 

 

9. La SB-1 es tan irresponsable que llevará a un incremento en el odio racial y más división entre los residentes de Kentucky.

 

Un nombre muy apropiado para la SB-1 bien puede ser “La Ley Odia a tu Vecino” o “Reporta a Tu Vecino en KY.”  La SB-1 puede considerarse como una de las leyes más provocadores en décadas en la legislatura estatal.  Por lo mismo merece una etiqueta que defina su propósito real y la inevitable consecuencia de esta legislación. 

 

Hace varios años organizamos una coalición a nivel estatal para derrotar la SB-6, que en su tiempo era la legislación más atroz jamás propuesta en cualquier estado. Era peor que la infame ley de Arizona “Show Me Your Papers Bill” (Muéstrame tus papeles). Y rivalizaba con la ley antinmigración más infame de Alabama. Esta ley intenta obtener los mismos desastrosos resultados.

 

Me doy cuenta que hoy enfrentamos diferentes condiciones. Los demócratas no controlan la Cámara, como era cuando la SB6 fue introducida en el 2011. 

 

Aunque esto significa que enfrentamos un reto legislativo mas alto, tenemos que hacer todo lo que podamos para derrotar esta ley. Si construimos una coalición a lo ancho del estado incluyendo a Latinx y otros inmigrantes, organizaciones pro inmigrantes, aliados de las comunidades minoritarias, especialmente las comunidades de afroamericanos, grupos y activistas religiosos, activistas LGBTQ, sindicatos y progresistas, podemos derrotar esta ley.

 

Pero hará falta una gran coalición, la cual debemos organizar de prisa para derrotar la SB-1.

 

Ron Russell

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload