Sanción millonaria a empresa que abusaba de campesinos debe alentar denuncias

December 11, 2019

 

 

Los Ángeles, 11 dic (EFE).- El pago de 3,5 millones del mayor productor de arándanos en el país por prácticas abusivas contra trabajadores agrícolas debe incentivar a los migrantes a denunciar a empleadores que no cumplan con las leyes laborales, aseguró este martes la Unión de Trabajadores Campesinos (UFW).

"Las compañías y contratistas se aprovechan del temor de los trabajadores por perder el trabajo, pero casos como este demuestran que se puede conseguir justicia si se denuncian los abusos", dijo a Efe Armando Elenes, tesorero de UFW.

El llamado se hace después de conocerse una investigación del Departamento de Trabajo por abuso de contratación de trabajadores extranjeros bajo las visas temporales H-2A de la empresa Munger Bros. LLC, ubicada en Delano, California.

La empresa, que opera granjas en los estados de California y Washington, no cumplió con los salarios establecidos y les proporcionó viviendas de calidad inferior que estaban "infestadas de chinches" y tenían "inodoros inoperables, ventanas con barras de metal y alarmas de humo que no servían", informó el periódico Los Ángeles Times.

Munger Bros. acordó pagar 2,5 millones en salarios atrasados a los trabajadores y un millón más en multas civiles para resolver el caso, según documentos presentados el 18 de noviembre en un tribunal federal.

Dentro del acuerdo la compañía también acordó no solicitar visas H2-A para trabajadores huéspedes en los próximos tres años.

"Este tipo de violaciones es más común de lo que se reporta, además de algunas compañías, también hay abusos en los contratistas y los campesinos sienten miedo porque no están directamente contratados por las compañías", aclaró Elenes.

Según el rotativo, los cargos contra la compañía y sus afiliadas Sarbanand Farms, con sede en Washington, y Crowne Cold Storage, con sede en Stockton, California, se deben a las irregularidades en los contratos de cientos de trabajadores reclutados a través de un contratista con sede en México.

Elenes advierte que los trabajadores que vienen al país bajo la visa H2-A son más vulnerables. "La mayoría quiere regresar al país a trabajar, y por eso no denuncian los abusos, es lógico", añadió.

Munger Bros estaba bajo la lupa de los activistas y las autoridades desde 2017, cuando un trabajador migrante murió tras colapsar en un plantío de arándanos en el estado de Washington. EFE

amv/lce

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload