Like what you read? Donate now and help me provide fresh news and analysis for my readers   

© 2023 by "This Just In". Proudly created with Wix.com

Ex empleada alega asalto sexual por el Representante Jeff Hoover ‘El abuso era casi diario’ dice la acusación en una declaración sellada

 


Cuando la mujer que se conocería como Jane Doe, empezó a trabajar para el Grupo Republicano de la Cámara de Kentucky en el 2015,  ella recuerda a otra empleada con más antigüedad, decirle que su responsabilidad era “mantener a Jeff Hoover feliz.”

 

En ese tiempo la mujer tenia 21 años. Hoover era el líder de la minoría Republicana en la Cámara de Representantes del estado. En dos años Hoover se convertiría en el primer vocero Republicano de la Cámara en casi un siglo. 

 

Y de acuerdo al testimonio que la mujer dio bajo juramento en octubre del 2018, Hoover la abusó sexualmente más de 50 veces durante el tiempo que fue empleada, agarrándola en los pasillos o en el elevador tocándole entre las piernas debajo de la mesa durante reuniones.

Casi a diario la tocaba, describió la mujer, que no se sentía fuerte como para pedirle que dejara de hacerlo.

 

Dos de las mujeres ex supervisoras han iniciado demandas contra la Comisión de Investigación Legislativa (LRC), alegando represalias en su contra por reportar las acusaciones de abuso sexual de la mujer en contra de Hoover.

 

Ella testificó bajo juramento, y un juez ha temporalmente sellado la transcripción de su declaración. Pero una copia fue obtenida por el Centro de Periodismo de Investigación de Kentucky (KyCIR) y Kentucky Public Radio.

 

El testimonio representa la primera vez que la mujer hace acusaciones en contra de Hoover, explicado con sus propias palabras. Ella también aclaró los detalles de las acusaciones de abuso sexual en contra de otros tres legisladores que tuvieron parte en el acuerdo.

Aunque los $110,000 del acuerdo, la previene de hablar públicamente sobre las acusaciones, ella ha tenido que responder a varias preguntas debido a la citación del tribunal. 

 

KyCIR no identificó a las víctimas del abuso sexual sin su consentimiento y la empleada es identificada en los récords del tribunal como Jane Doe. Doe declinó ser entrevistada para este artículo.
Los abogados de Hoover han pedido se les sea concedido, el derecho de intervenir en la demanda e interrogar a la mujer Doe. Los abogados de Hoover no estuvieron presentes durante la declaración de Doe en el mes de octubre.

 

Hoover no respondió a los pedidos para que comentara al respecto de la demanda. Su abogada, Leslie Vose, respondió de parte de Hoover y dijo que él no tenía nada que decir sobre las acusaciones de Doe.

“Creemos que hay partes significantes de su testimonio que necesitan ser examinadas más cuidadosamente,” dijo Vose. “Y esa es la razón por la que hemos buscado tomar su declaración, y hasta ahora, no hemos podido lograr eso.”

 

La noticia del comportamiento inapropiado de Hoover surgieron primero a luz en el 2017, cuando el periódico Courier Journal reportó que  él había firmado un acuerdo secreto de un tribunal con Doe, sobre acusaciones no reveladas.  Hoover renunció como vocero de la Cámara en enero del 2018,  aunque resistió a los llamados del Gobernador Matt Bevin de dejar el puesto en la legislatura.

 

Hoover, de 58 años, continúa representando al Distrito 83 de la Cámara después de ser reelecto  a su 12o período el año pasado. Repetidamente ha dicho que él solamente intercambió “mensajes de texto inapropiados” con Doe, y negó cualquier mala conducta más allá de eso.

En una declaración emitida a través  de sus abogados en diciembre 2017, Hoover dijo: “Yo nunca me he involucrado en contactos sexuales de cualquier tipo con ningún empleado durante mis 21 años en Frankfort. Nunca.”

 

Pero bajo juramento en las declaraciones sobre las demandas, la mujer testificó el 2 de octubre que se sintió presionada por Hoover. Ella dijo que nunca tuvieron sexo, pero que Hoover le tocó los senos, las nalgas y la vagina sin su consentimiento.
Ella también reconoció que entre ella y Hoover intercambiaron mensajes de texto de coqueteos. Y que una vez ella le envió una foto desnuda de ella misma y lo invitó  a su apartamento.

En la declaración ella dijo, que hizo esas cosas porque Hoover la quería –y ella “absolutamente” tenía miedo de rechazarlo.  “Yo sabía que al hacer eso (rechazarlo), yo estaría terminando con mi carrera en la política, porque él la controlaba,” dijo ella.

 

Doe le dijo a sus supervisores. Ellos inicialmente le dijeron que atendiera el asunto, manteniéndose alejada de Hoover. “Yo no sabía que hacer porque el era mi jefe,” ella testificó. “El venía hacia a mi y yo no sabía como manejar eso”.

 

‘No tuve otra opción’
En su declaración, Doe  definió asalto sexual como “tocar físicamente contra la voluntad.” Ella dijo que las acciones de Hoover cumplían con esa definición “constantemente” durante su tiempo en el Capitolio.

Ella empezó a trabajar como analista de política en febrero del 2015, y dijo que el acoso empezó desde que ella comenzó a trabajar allí.

 

Hacia el verano de ese año, ella ya trabajaba de cerca a Hoover en el Capitolio. El le envió mensajes de texto pocos meses después, preguntándole por alguna recomendación sobre donde obtener un masaje. Ella le dijo a una persona de alto rango lo que Hoover dijo, de acuerdo al testimonio.

La persona de alto rango, le respondió que lo que él estaba buscando era que ella le diera un buen masaje, dijo Doe en el testimonio.

Doe no dice  precisamente cuando alega que Hoover la empezó a tocar, pero describe los incidentes que sucedieron desde la sesión legislativa del 2016. “Constantemente me manoseaba en el elevador cuando íbamos para el Capitolio,” testifica Doe.

 

Ella dijo que nunca le dijo a Hoover que no quería que él la tocara, pero en un par de ocasiones, ella trató de empujarlo, o mover sus manos. Ella no consideraba el manoseo como algo consensual.
Doe también dijo que Hoover era “extremadamente agresivo y posesivo,” al punto de amonestarla por haberse reunido en privado con un empleado Demócrata.

 

“Y esa noche Jeff Hoover me llamó a mi celular y me estaba gritando…que no tenía porque estar a puerta cerrada con otros hombres, a pesar de que yo estaba a puertas cerradas con Hoover con regularidad,” dijo Doe. 

 

Hoover también la confrontó, dijo ella, por socializar con otros legisladores en una reunión a la que se refirieron como “Mass” .

 

En el evento Mass, legisladores y  personas que trabajan en cabildeo fuman cigarros y beben Bourbon después de la sesión legislativa, dijo Doe.  Cuando ella iba caminando en el pasillo, Hoover prácticamente la puso contra la pared, gritándole.

 

“El me habló con su dedo apuntando en mi pecho gritándome, como me había atrevido a ir Mass, y que yo no necesitaba estar alrededor de esos otros hombres, y que yo sólo necesitaba irme después de terminar mi trabajo y no quedarme ,” dijo Doe.

 

En su testimonio, Doe detalló otros ejemplos de lo que ella considera “comportamientos sexuales,” tales como cuando Hoover le pidió que separara las piernas para que él pudiera ver.
En otro ejemplo, ella dijo, Hoover vino  por detrás en el trabajo y le levantó el vestido –“par ver mi ropa interior.”
Durante una cena de personal en Buffalo Wild Wings en Frankfort, Doe dijo  que Hoover la tocó entre las piernas con su pie, debajo de la mesa. Después de cenar, ella dijo que Hoover la llamó a que fuera a su pickup en el estacionamiento.

 

El me levantó el vestido mientras él “ me agarraba mi ropa interior y me tocaba entre las piernas mientras que él se tocaba a si mismo,” ella testificó. “Yo estaba jalando mi vestido riéndome y empujando sus manos.”

 

Durante la declaración el abogado de la Comisión de Investigación Legislativa LRC, Paul Harnice, le preguntó porque ella se metió en el pickup de Hoover. “Porque él me dijo que me subiera en el pickup,” respondió ella. “No tuve otra opción.”

Doe testificó que ella también tomó una foto desnuda de ella la noche que Hoover le pidió que le enviara una.

 

Harnice le preguntó de nuevo, por que. “Porque el quería y era mi jefe,” dijo ella.

El intercambio de mensajes de texto, el cual fue públicamente revelado por la Comisión Legislativa de Ética, el año pasado, muestra que Hoover le pidió borrar la foto para que nadie la pudiera ver. En la declaración, ella dijo que la borró “porque estaba avergonzada de enviarla y no la quería ver.”

 

Ella dijo que no se sentía confiada de rechazar o reportar el comportamiento de Hoover, porque temía que fueran haber represalias en su contra y perder oportunidades de progresar. 

“Yo absolutamente quería mi trabajo y quería continuar trabajando en política,’ dijo ella. “Llenar un reporte policíaco o tomar cualquier acción arruinaría cualquier oportunidad de progresar, y yo creo que mi vida  ahora es un ejemplo perfecto de eso.”

 

Doe renunció a su trabajo en noviembre 2017, poco después de que las acusaciones se hicieron públicas. Ella dijo en una declaración, que estaba preocupada de que el jefe de personal de la Cámara de Representantes, Ginger Wills, estaba “formando un camino para despedirla”.
Wills y otros han hecho saber que Doe tuvo una relación inapropiada con Hoover durante los meses antes del caso, dijo Doe. Ella dijo en la declaración de octubre que estaba desempleada.  Wills no pudo ser contactada para obtener su comentario.

 

El entrenamiento de la marina le induce a reportar

 

Doe dijo que ella se registró en las reservas de la marina en octubre del 2016, mientras estaba trabajando en el Capitolio. Después de ir a un campamento en mayo del 2017, tuvo que asistir a un entrenamiento sobre abuso sexual, el cual dijo ella, la marina toma “extremadamente en serio.”

El entrenamiento militar y su tiempo fuera del Capitolio, le hizo repensar el quedarse callada sobre el acoso que ella había experimentado. 

 

Los legisladores están obligados a tomar un entrenamiento sobre el acoso sexual al principio de cada sesión legislativa. Pero Doe dijo en su declaración que el programa de acoso sexual de la LRC  “ no era tomado en serio.” Doe dijo que empleados describían el programa como “una broma…un salón con gente riéndose tontamente, intercambiando mensajes de texto”.
El entrenamiento contra acoso sexual de la marina, fue diferente, dijo Doe. Cuando Doe regresó, ella empezó a recolectar los incidentes que irían dentro de la carta de la demanda, que su abogado envió a Hoover.

 

El testimonio de Doe también detalló alegatos de acoso sexual en contra de otros legisladores republicanos que firmaron  el acuerdo de Doe: el Representante Michael Meredith, de Oakland, y el ex representante Brian Linder  de Dry Ridge y Jim DeCesare de Bowling Green.

 

Meredith Linder y DeCesare fueron removidos de sus comités después de que las acusaciones salieron a luz en 2017. Algunos detalles durante las audiencias del comité de ética en abril 2018 pero que solo Meredith había dicho algo vulgar, y que Linder y DeCesare enviaron textos inapropiados a Doe.
En su testimonio, Doe alegó que Meredith hizo una declaración vulgar durante la conferencia legislativa en Lexington en 2016, a la cual ella asistió con Daisy Olivo, su supervisora en ese tiempo. Meredith le gritó a ella y a Olivo, dijo Doe.

 

“Preguntándome porque no tenía sexo con él, rogándome que tuviera sexo con él,” dijo Doe. 

Doe dijo que Meredith le dijo en términos explícitos que él quería eyacular sobre ella. Meredith ganó la reelección para su quinto período en el Distrito 19 de la Cámara el otoño pasado. En diciembre el fue una vez más asignado como Jefe del Comité de Gobierno Local de la Cámara.
Doe dijo que Linder le envió múltiples mensajes inapropiados y “constantemente” hacia comentarios sobre su apariencia, diciéndole que ella era sexy. El también dijo que él quería ir a su cuarto de hotel y tener sexo con ella. DeCesare le pidió a Doe ir a su apartamento durante la sesión legislativa, dijo Doe en la declaración.

 

Ninguno de los dos, Linder o DeCesare participaron para reelegirse. 
Linder y Meredith no pudieron ser contactados para obtener su comentario. DeCesare no quiso hablar sobre la acusación de Doe. 

 

Y cuando Doe le pidió a ex Representante Brad Montell, donar para un candidato para el cual ella estaba trabajando, el le dijo “que donaría solamente si ella se sentaba en sus piernas y firmaba los cheques por él.” Montel no estuvo involucrado en el acuerdo. Actualmente sirve como director de relaciones de gobierno para el Departamento de Educación del estado. Montell tampoco pudo ser contactado para obtener su comentario.

 

Proceso de Ética raramente trae consecuencias serias


Hoover, Meredith, DeCesare y Linder confrontaron una investigación después de que el Representante Jim Wayne, un demócrata de Louisville, inicio una queja en su contra.
Pero ya que no hay una prohibición explícita contra legisladores que acosen sexualmente a empleados, la queja que argumenta que los legisladores violaron las reglas de ética de la Cámara, tuvo que resolverse mediante un acuerdo en secreto sobre la acusación de acoso sexual.

 

Hoover ha dicho que intercambió mensajes de texto sexuales con la mujer Doe, y reconoce que fueron inapropiados, pero dijo que su conducta fue consensual y no pasó más allá de los mensajes de texto. 

La Comisión de Ética Legislativa, negoció en privado con Hoover para llegar a un acuerdo sobre la queja.

 

El recibió una multa de $1,000 y fue públicamente reprendido. La comisión votó para dar dejar sin efecto la queja en contra de otros tres legisladores.

El caso de la mujer Doe, era una escena familiar en el Capitolio, en donde era uno de varios  escándalos de acoso sucedidos en las dos décadas pasadas.

 

El caso de Doe sigue el de numerosos ejemplos de conducta inapropiada por parte de los legisladores masculinos en contra de personal femenino en Kentucky.

KyCIR detalló varias de las relaciones cuestionables. Desde el caso de Kent Downey al final de los noventas según recientes investigaciones. Downey, quien era director de las operaciones de la Cámara. Algunas veces bebía. Puso a bailarinas strippers en la planilla del estado y adornaba su oficina con fotos de mujeres con muy poca ropa y una planta con condones colgando de las ramas.  Downey fue despedido en 1996 y encontrado culpable el año siguiente, de promover la prostitución y el juego de azar. Algunos legisladores se comprometieron al cambio, y las mentiras parecen haber disminuido durante el liderazgo de Robert Sherman, quien fue director en 1999.

 

Pero en el 2013, otro escándalo con tono sexual tomó el Capitolio. Dos empleados de la legislatura del estado demandaron al Representante John Arnold, un demócrata de Surgis, diciendo que él las había tocado inapropiadamente e hizo comentarios lascivos en varios incidentes. En la demanda, las mujeres también acusaron a Sherman y líderes de alto rango de la Cámara de no hacer lo suficiente para protegerlas y de encubrir el acoso de Arnold, el cual él negaba.

Arnold renunció en septiembre del 2013. 

 

La Comisión de Ética Legislativa lo encontró culpable la primavera siguiente de tres violaciones a la ética. Arnold fue reprendido y multado con $3,000. 

La LRC comisionó una auditoría de sus operaciones después de las acusaciones de los empleados sobre que la agencia de estado no había hecho mucho o nada por proteger a los empleados del acaso sexual en el trabajo.

 

Pero cuando la auditoría, anunciada con mucha anticipación fue dada a conocer en enero del 2015, la LRC dio escasa atención al problema que dio lugar al reporte — acoso sexual en el lugar de trabajo. El reporte sugería una breve revisión de las prácticas de entrenamiento sobre acoso sexual de la LRC, y anotaba que los empleados no habían tomado el entrenamiento contra el acoso sexual de la comisión, con seriedad.

 

El manual de política de la LRC, prohíbe un amplio rango de comportamientos sexuales, desde lenguaje hasta formas de tocar inapropiadamente. Pero el manual solo aplica a empleados que no pertenecen a ningún partido.

 

Los empleados comisionados por un partido, tales como la mujer Doe, están supuestos a “consultar con el liderazgo respectivo de la oficina de información sobre las políticas de recursos humanos,” de acuerdo a la política del manual.

La supervisora directa de Doe, era Olivo, directora de comunicaciones del grupo republicano de la cámara. El jefe de Olivo era Brad Metcalf, jefe de personal del grupo republicano. Metcalf fue despedido en enero del 2018 y Olivo fue despedida a finales del 2018.


Olivo y Metcalf son dos de las personas en demandas en las que Doe testificó; ambos trabajaban para Hoover en el Grupo Republicano. Olivo no quiso hacer ningún comentario cuando lo contactamos. A Metcalf no se le logró contactar.

Los empleados que pertenecen a un partido como la mujer Doe, prácticamente complacen a sus jefes políticos en su trabajo y pueden ser despedidos(as) por cualquier razón.

 

Hasta ahora los intentos por prohibir el acoso no han tenido éxito

 

Las propuestas por formalizar el proceso de quejas contra el acoso sexual, han fallado en las recientes sesiones legislativas. Este año el Rep. Demócrata Kelly Flood de Lexington propuso proyectos de ley que crearían prohibiciones explícitas contra el acoso sexual en la legislatura y también crearía un proceso formal para hacer las quejas.

 

La ley le daría a la Comisión de Ética Legislativa, jurisdicción sobre los legisladores que son investigados por quejas de acoso, los que cabildean y los empleados de la legislatura.

La legislación también crearía una línea telefónica para quejas, establecería un proceso para hacer las quejas de 30 días y requeriría que la LRC, cree un reporte anual sobre las quejas por acoso sexual.

 

La propuesta de Flood, ha sido referida hacia el Comité de Gobierno de la Cámara. Los prospectos de esta ley en la actual legislatura dominada por los republicanos no se ven claros.

La mujer Doe dijo en su declaración que como miembro empleado de un partido,  ella no creía que tenia ninguna opción para presentar una queja por acoso en contra de Hoover en el departamento de recursos humanos de LRC.

 

Ella también dijo que creía que si reportaba la queja con su  supervisor inmediato, Hoover tomaría acción en contra suya. “El tenía el libre albedrío de despedirme por cualquier razón.”

 

 


 

 

 

 

Este artículo fue reportado por KyCIR News, en asociación con Al Día en América para proveer la versión en español. Encuentre más noticias en nuestro sitio WFPL on the web y en 89.3 FM

This story was reported by KyCIR News, which is partnering with Al Dia en América to provide Spanish-language versions of stories. Find more Louisville news from WFPL on the web and at 89.3 FM.
 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Una fiesta a beneficio del Backside Learning Center en Churchill Downs

November 19, 2019

Grupo de negocios hispanos KIHBC invita a desayuno para emprendedores

November 18, 2019

LouCity cede el título nacional de la USL ante el Real Monarchs 3 goles a 1

November 18, 2019

En la gran final LouCity recibe al Real Monarchs en casa para defender el título nacional

November 17, 2019

Evo Morales: Tengo mucho miedo a una guerra civil en Bolivia

November 17, 2019

"Mi Papi tiene una Moto", el recuerdo guardado de una niña hispana en EEUU

November 17, 2019

Recuento de votos por la Gubernatura de Kentucky se lleva a cabo hoy

November 14, 2019

Alcalde de Miami declara persona non grata a conocida cantante cubana

November 12, 2019

El sistema universitario, aliado clave en el futuro de los "soñadores"

November 8, 2019

Miles de científicos de todo el mundo declaran una "emergencia climática"

November 5, 2019

1/3
Please reload