Like what you read? Donate now and help me provide fresh news and analysis for my readers   

© 2023 by "This Just In". Proudly created with Wix.com

En Kentucky, la falta de regulaciones y la seguridad de los trabajadores chocan

Gov. Matt Bevin is pictured in 2015. Photo by Jacob Ryan
 

En 2007, una pequeña empresa de fabricación de campanas en East Hampton, Connecticut, fue inspeccionada por la Administración Federal de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) después de una lesión en el lugar de trabajo. Se citó a la compañía por una exposición seria al ruido, por no proporcionar equipos oculares de protección, y otras violaciones. Según el informe, el gerente de la compañía, Doug Dilla, no aceptó ser inspeccionado. Dilla "dijo que cerraría sus puertas. [A Dilla] no le gusta OSHA y lo dejó en claro”. El informe dijo que el gerente no parecía querer mejorar la seguridad de los trabajadores en la empresa.

 

 La gráfica muestra un documento de una inspección de OSHA en la compañía Bevin Brothers Bells en el 2007. El documento fue proveído para el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos bajo una solicitur de registros abiertos.

 

La siguiente vez que OSHA se presentó fue en 2011. Una queja anónima alegó numerosas violaciones de seguridad ocupacional en la fábrica, y OSHA abrió una investigación como parte de un programa nacional destinado a minimizar los riesgos de amputación. Dilla aún era gerente, pero para entonces, los propietarios de la compañía habían cambiado. Ahora, Bevin Brothers Bells era propiedad de Matt Bevin.

Una investigación reveló que la empresa tuvo varias violaciones graves de seguridad de los trabajadores, incluida la falta de capacitación y programas de seguridad. Como señalaba la denuncia, las prensas mecánicas, de hecho, inadecuadamente protegidas. La OSHA federal emitió una multa de $ 25,000, que luego se redujo a través de un acuerdo a $ 12,600.

 

La historia de Bevin Brothers Bells con OSHA fue reportada por Buzzfeed durante la candidatura de Bevin para la gobernatura de Kentucky en 2015. En ese momento, lo descartó como una pseudo noticia, y dijo que la multa estaba motivada por interés de obtener dinero por parte de OSHA. La multa reducida que la agencia finalmente emitió fue demasiado pequeña, insignificante, dijo.

"No encontraron nada que en realidad comprometiera la seguridad", dijo Bevin a un reportero de CN2. "Todo fue administrativo".

El empresario republicano y millonario pronto sería responsable de nombrar al secretario del Gabinete de Trabajo del estado en Kentucky, un estado que administra su propia agencia de Seguridad y Salud Ocupacional.

 

Si bien su predecesor demócrata nombró líderes sindicales para el puesto de secretario de trabajo durante su mandato, los dos nombrados por Bevin fueron una ex estrella de fútbol de la Universidad de Kentucky y de la NFL y el propietario de un aserradero. Bevin rechazó numerosas solicitudes de entrevistas de KyCIR. Pero el gobernador, que se presentó en una plataforma de desregulación, le dijo a un reportero en 2015 que la OSHA federal era "una molestia desafortunada para muchas compañías".

"Lamentablemente, ese es el costo de hacer negocios en Estados Unidos, uno de los costos de los que hablo cuando digo que hay exceso de regulación", dijo Bevin.

 

En sus primeros tres años en el cargo, Bevin ha puesto en marcha su iniciativa estrella, "reducir la burocracia", al deshacer muchas regulaciones que, según él, restringen los negocios. Es en este contexto político que la agencia de Seguridad y Salud Ocupacional de Kentucky ha sido criticada por no investigar adecuadamente los lugares de trabajo después de que un empleado fallece en el trabajo.

 

La agenda pro empresas de Bevin ha despegado en los primeros años de su cargo de gobernador, con el apoyo de la primera cámara estatal de mayoría republicana de Kentucky en casi 100 años.

 

En los primeros días de la sesión legislativa de 2017, Kentucky aprobó la iniciativa del derecho al trabajo, que permite a los trabajadores no pagar las cuotas sindicales, incluso si trabajan en una empresa sindicalizada; eliminó el régimen de salario prevaleciente, que había creado una tarifa por hora mínima para trabajos de obras públicas; y creó una disposición de extinción para que todas las regulaciones administrativas expiren después de siete años.

 

La sesión de 2018 continuó esa tendencia con una revisión del sistema de compensación laboral del estado que acortó el tiempo durante el cual algunos trabajadores lesionados pueden recibir beneficios, entre otros cambios. Ese proyecto de ley también contenía limitaciones en los beneficios para los mineros de carbón afectados por la enfermedad de pulmón negro.

"Estamos en una situación económica en la cual estas empresas hacen negocios para ganar dinero y maximizar las ganancias", dijo Bill Londrigan, presidente de la AFL-CIO de Kentucky. "Haces eso saltando algunas reglas, poniendo a las personas en condiciones inseguras, no cumpliendo con las regulaciones, y alegando que son demasiado onerosas".

 

Los líderes estatales dicen que la desregulación está destinada a fomentar un entorno favorable a los negocios. Ashli ​​Watts, un portavoz de la Cámara de Comercio de Kentucky, dijo que los esfuerzos comerciales son buenos para todos los residentes de Kentucky. "Hemos analizado muchos trámites burocráticos, las cosas que se han interpuesto en el camino de las empresas que prosperan, las cosas que son innecesarias o gravosas", dijo Watts. "Pero la Cámara no ha abogado por nada que pueda llevar a ningún tipo de retroceso de la regulación de nada que pueda dañar la seguridad de los trabajadores".

Pero los expertos dicen que la combinación de cambios pro empresas y antisindicales puede tener implicaciones peligrosas para la seguridad de los trabajadores. "A medida que esas regulaciones se reducen, los trabajadores se quedan sin protección y, si también están en un lugar no sindicalizado, entonces ni siquiera tienen la protección de un sindicato", dijo Laura Stock, directora de Salud Laboral. Programa en la Universidad de California en Berkeley. "Todo esto está contribuyendo a la mayor vulnerabilidad de los trabajadores en sus ocupaciones".

 

Los problemas de KY OSH son noticias para los legisladores

El programa de Seguridad y Salud Ocupacional de Kentucky (KY OSH) enfrenta la posibilidad de una intervención federal para el manejo de las muertes en el trabajo. Una auditoría federal emitida en agosto descubrió que KY OSH omitió pasos críticos en casi todas las investigaciones de fatalidad de trabajadores durante un período de dos años.

 

Pero este tema no ha sido presentado públicamente por la oficina del gobernador ni por ninguno de los legisladores encargados de vigilar de cerca el trabajo. Siete legisladores de los comités de la Cámara de Representantes y el Senado que se ocupan de cuestiones laborales, cuando fueron entrevistados por KyCIR en octubre, dijeron que no sabían sobre los problemas ni sobre la auditoría federal.

 

La senadora Alice Forgy Kerr, republicana de Lexington, preside la comisión de Desarrollo Económico, Turismo y Trabajo del Senado. Ella dijo que es difícil solucionar un problema que los legisladores no conocen.

 

Primero, tendríamos que escuchar más acerca de esto", dijo después de una reunión reciente del comité. "Probablemente necesitaríamos ... traer a algunas personas al comité y obtener respuestas a algunas preguntas". Dijo que el próximo paso sería una acción legislativa, aunque no dijo cómo sería esa acción.

El presidente pro tempore del Senado, Jimmy Higdon, un republicano de Lebanon que forma parte del comité del Senado dijo que no había escuchado "nada negativo" sobre la agencia de seguridad y salud en el trabajo de Kentucky.

 

"Así que mi suposición es que se está ejecutando de la manera correcta", dijo. Higdon no sabía que la OSHA federal le había pedido al programa estatal de seguridad de los trabajadores que creara un "plan de acción correctiva".

 

"Los he visto ser demasiado entusiastas o punitivos para los negocios y la industria, en el pasado, pero tienen un lugar y son muy importantes", dijo Higdon. "Queremos asegurarnos de que todos nuestros empleados tengan un entorno de trabajo seguro".

Para algunos demócratas en el comité, la agencia de seguridad de los trabajadores del estado de Kentucky representa un ejemplo de una tendencia más amplia.

"Desde luego, hemos visto, en mi opinión, un retroceso en las protecciones para los trabajadores en términos de salarios, en términos de derecho a la negociación colectiva y, parece, en el derecho a trabajar en un ambiente seguro", dijo la representante Joni Jenkins, una demócrata de Shively que forma parte del comité de inversiones económicas y laborales de la Cámara de Representantes. "Eso es muy preocupante".

 

Bevin elimina una junta de expertos

En KY OSH, Bevin redujo la burocracia percibida al eliminar una junta de expertos responsables de aprobar y modificar las normas de seguridad de los trabajadores.

En julio, Bevin emitió una orden ejecutiva que abolió la Junta de Normas de OSH y transfirió los poderes asociados al secretario de trabajo.

Anteriormente, la Junta de Normas de OSH tenía 12 miembros que representaban una combinación de seguridad y salud, trabajo, administración y agricultura, y estaba presidida por el secretario de Trabajo. La junta fue responsable de adoptar o modificar las regulaciones de seguridad en el lugar de trabajo, generalmente en respuesta a los cambios en las regulaciones federales.

Dado que las regulaciones de seguridad de Kentucky deben ser "tan efectivas como" las OSHA federales, la responsabilidad principal de la junta fue adoptar, modificar o suspender las regulaciones en respuesta a la emisión de un cambio por parte de la OSHA federal.

 

 

El fiscal general Andy Beshear

 

El Fiscal General Andy Beshear, un adversario frecuente de Bevin, solicitó de inmediato el restablecimiento de la junta. Los demócratas del Senado hicieron eco de ese llamado y escribieron en una carta a Bevin que los miembros de la junta "son los hombres y mujeres que conocen mejor las necesidades de seguridad y salud de los trabajadores de la Commonwealth".

En respuesta a estas críticas, el Secretario de Trabajo interino David Dickerson respondió con una carta redactada con dureza. Se refiere varias veces al “candidato Besehar ", una referencia a la intención de Beshear de postularse para gobernador; alegó que Beshear quería mantener la junta en su lugar para el amiguismo; y llamó al rechazo una de las “indignación de moda”.  

“En la lógica de sus cartas, y la lógica proclamada por el candidato Beshear, la única manera de evitar que el cielo caiga en estas áreas críticas es crear juntas de múltiples miembros que puedan reunir su supuesta ‘experiencia’”, escribió.

Dickerson se negó a restablecer la junta. Donna Ringo, una higienista industrial a cargo de los temas de seguridad y salud en la junta dijo que se enteró de la noticia por organización nacional de defensa.

La mayoría de las veces, dijo, la junta acaba por aceptar el cambio que sugiere la OSHA federal. Pero a menudo habría una discusión sobre el impacto en las empresas o cómo se vería el cumplimiento de KY OSH. Ella pensó que la diversidad de insumos era esencial.

"Necesitas personas que hayan visto todos los diferentes problemas en acción", dijo. "Ningún secretario de Trabajo puede haber visto todas las cosas que hemos visto en todas las diferentes partes del negocio y el trabajo".

Ringo dijo que la junta generalmente se reunía una vez al año, pero se había estado preparando para un período de trabajo más sólido desde el paso de la disposición de la puesta del sol el año pasado. Todas las regulaciones aprobadas antes de 2012 tendrán que ser reconsideradas, incluidas las normas federales de OSHA que la junta ha adoptado.

Ahora, todo eso caerá ante Dickerson, el secretario interino. En su carta, Dickerson dijo que el estado confirmó con el Departamento de Trabajo federal que no violaría el plan estatal al abolir la junta de estándares.

Pero los expertos dicen que ahora es el momento de dejar en claro que no hay desinversión en la seguridad de los trabajadores en Kentucky. "El estado se encuentra en aviso", dijo Jordan Barab, ex subsecretario adjunto de Trabajo para Seguridad y Salud en el Trabajo bajo el presidente Barack Obama. "Si el estado se resiste a trabajar con OSHA de manera cooperativa, entonces ese es un problema serio con el que OSHA tiene que lidiar".

 

_______

 

Este artículo fue reportado por el Centro de Periodismo de Investigación, KYCIR, en asociación con Al Día en América para proveer la versión en español. Encuentre más noticias en nuestro sitio WFPL on the web y en 89.3 FM

 

This story was reported by the Kentucky Center for Investigative Journalism, which is partnering with Al Día en América to provide Spanish-language versions of stories. Find more Louisville news from WFPL on the web and at 89.3 FM.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Gobierno mexicano exhibe bancos que más comisiones cobran en remesas de EEUU

December 9, 2019

Sudáfrica empieza a despertar contra la violencia sexista

December 9, 2019

Carrera para ganar a Trump y su plan de encarecer trámites migratorios

December 7, 2019

Repatriación de médicos cubanos, golpe político y económico

December 6, 2019

Publican vídeo de muerte de menor inmigrante bajo custodia de CBP

December 6, 2019

Accidente con bus escolar sobre el I-70

December 5, 2019

Capturados por intentar vender bebé

December 4, 2019

Más de la mitad de estadounidenses desaprueba el desempeño de Trump

December 4, 2019

La democracia es un fenómeno raro amenazado por la falta de tolerancia

December 2, 2019

Dormir bien, gran aliado de nuestra salud

November 30, 2019

1/3
Please reload