Like what you read? Donate now and help me provide fresh news and analysis for my readers   

© 2023 by "This Just In". Proudly created with Wix.com

El largo engaño del Papa

December 14, 2017

SEGUNDA PARTE

DE BASTROP A BULLIT: UN VIAJE EXTRAÑO Y SENSACIONAL

Por R.G. Dunlop and Jacob Ryan

 

El autoproclamado Papa de Kentucky se pasea frente al altar Heart of Fire un domingo de principios de julio. Lleva una camisa roja, blanca y azul, no sotana y alzacuellos.

Su pequeña congregación sabe bien que los sermones de espíritu libre de Danny Ray Johnson pueden ir en muchas direcciones.

Un minuto cita la Biblia. Al siguiente, comparte sus hazañas, o alguna anécdota sobre el sexo con su esposa en su luna de miel. En otra ocasión, es una historia sobre conducir camiones por agujeros de lodo, o una feria de ciencia infantil, o codearse con la élite política de Kentucky, incluido el gobernador republicano Matt Bevin.
Este predicador poco ortodoxo es, después de todo, un legislador estatal.

De escuchar al Papa predicarlo, su vida es una serie de proezas heroicas, milagros y actos inspiradores. Él aparece en los momentos más importantes de la historia. Siempre allí. Justo en la mezcla. Al igual que Forrest Gump.

Sus historias inventadas o cuestionables, contadas en innumerables sermones e invocaciones, enumeradas en biografías oficiales y en videos de campañas, son demasiado largas para enumerarlas. Estas son algunas de ellas.

En los inicios de 1991, mientras trabajaba con la Iglesia Living Waters en Pasadena, California, Johnson viajó en un viaje misionero a Sudamérica. Allí, dice haber realizado una serie de milagros. Por su propia cuenta sanó a los enfermos y resucitó a los muertos.

En el sitio web de la iglesia, Johnson promueve una carta de junio de 1991 escrita por el Dr. David Fischer, pastor de Living Waters Church.

La carta de Fischer afirma que en Venezuela, en marzo de 1991, Johnson puso sus dedos en los oídos de un hombre que había sido sordo desde su nacimiento. Johnson sanó al hombre instantáneamente. Solo una de varias curaciones en ese viaje de misión.

Más tarde, Johnson se acercó a una mujer muerta frente a una multitud de aproximadamente 7,000 personas en Colombia. Su piel "parecía de goma con una oscuridad debajo", dice la carta. "Estaba desplomada en una silla".

Johnson la levantó de la silla, según la carta de Fischer. Habló a la Muerte y le ordenó que se fuera.

"Entonces Danny le dio vida con su palabra, y ella tomó aliento ... y otro aliento. ¡Ella se levantó de entre los muertos! ". Veintiséis años después, Fischer dijo que no recuerda los detalles de su carta. Por correo electrónico, admitió que no fue testigo de estos supuestos milagros. Por el contrario, "dependía de informes posteriores de pastores y otras personas en nuestras grandes reuniones para saber lo que pudo haber ocurrido".
¿Quién presenció realmente los milagrosos poderes de curación del papa, obispo y futuro representante estatal de Kentucky?
Fischer no pudo decir.

 

 

La placa de Johnson en el capitolio del estado. (Ryland Barton)

 


Ninguna mentira es demasiado grande o demasiado pequeña para Johnson. En un video de campaña publicado el día antes de las elecciones de noviembre de 2016, implora: "Quiero darle algunos datos".

Luego dice que tiene cuatro hijos. En realidad, tiene cinco hijos, uno de ellos de su primer matrimonio.

Luego se jacta de que hubo un mitin de Ted Nugent en el aeropuerto Bowman Field y de que el rockero conservador lo había apoyado. Portavoces de Nugent y el aeropuerto dijeron que no tenían ningún registro de tal evento.

Otras veces, Johnson afirmó tener un doctorado. y ser un "doctor en teología". Y ha dicho, bajo juramento, que tiene un "doctorado en divinidad" de una escuela bíblica en Des Moines, Iowa. Una portavoz de Kingsway University and Theological Seminary en Des Moines dijo que Johnson estudió allí pero nunca obtuvo un título.

Ahora,  algunas de sus exageraciones más amplias.

Johnson afirma que estuvo en Los Ángeles en medio de los disturbios y los incendios que siguieron a la absolución por un jurado, en 1992, de cuatro oficiales de policía que habían golpeado al automovilista Rodney King. Johnson afirma que ayudó a establecer "zonas seguras" en la vorágine.

El Rev. Dr. Cecil Murray, en ese entonces de la Primera Iglesia Episcopal Metodista Africana, en realidad estaba en el corazón de los disturbios y podía ver los incendios desde su iglesia. Lo que Murray no vio fue un predicador alto y rubio de Kentucky. Tampoco recuerda ninguna "zona segura”. No pudimos encontrar ninguna mención de Johnson en la cobertura de los medios de los disturbios de Rodney King, ni referencias a "zonas seguras".

Alrededor de la época de los disturbios, Johnson también afirma que asumió lo que sería una de las posiciones religiosas más influyentes en el mundo.

“Me desempeñé como capellán de la Casa Blanca, bajo los presidentes George H.W. Bush, Bill Clinton y George W. Bush”, afirmó Johnson en un video de  campaña.

No es cierto.

Gary Scott Smith, un profesor jubilado y autor de dos libros sobre fe religiosa y la presidencia, se burló de esa afirmación. No hay tal cosa como una oficina del capellán de la Casa Blanca, dijo Smith. "Eso definitivamente sería incorrecto".

Representantes de las bibliotecas de los tres ex presidentes no pudieron encontrar conexión entre Johnson y la Casa Blanca. En los videos y discursos de la campaña, Johnson habla de haber fungido como embajador en las Naciones Unidas. Un investigador de la ONU no pudo encontrar ninguna prueba de ello.

Hay Mensajeros de la Paz de la ONU, seleccionados por el secretario general de la ONU. Incluyen personas como el violoncelista Yo-Yo Ma, la princesa Haya de Jordania, el actor George Clooney, el cantante de ópera Luciano Pavarotti y el hijo de Louisville, Muhammad Ali.

Los registros no muestran señales del Papa de Kentucky. Ningún obispo del condado de Bullitt. Ningún Danny Ray Johnson.

Johnson hizo una reverencia recientemente en un servicio conmemorativo recordando el 11 de septiembre, uno de los peores días en la historia moderna de este país. Dice que también fue uno de sus peores días, pero se jacta regularmente de sus actos heroicos ese día.

Una y otra vez, cuenta esta historia en donde él mismo tiene el papel principal.

Al mirar por la ventana de un hotel, vio cómo el segundo avión chocaba contra el World Trade Center. Corrió hacia la Zona Cero. Sacó un cuerpo de los brazos extendidos de los primeros en en llegar, bomberos y policías.

Instaló una morgue allí mismo, cerca de los escombros. Y durante dos semanas, dos semanas atroces, el Papa dio los últimos ritos por "todos aquellos" sacados de las torres.

Pero Storm Swain, una profesora de teología de Filadelfia que escribió un libro sobre capellanes en la Zona Cero, nunca ha oído hablar de Johnson. Ella dijo que es altamente improbable que a ningún civil, y mucho menos a un clérigo de fuera de la ciudad, se le hubiera pedido -o que hubiera podido- establecer una morgue inmediatamente después del 9/11.

Y una portavoz de la oficina forense de la ciudad de Nueva York dijo que consultó con varios colegas que estaban en el lugar. Nadie recuerda a Danny Ray Johnson.

Johnson tiene fotos, que comparte todo el tiempo, y que parecen mostrar que estuvo en Nueva York alrededor del 11 de septiembre. Incluyen fotos suyas con luminarias como el entonces alcalde de la ciudad de Nueva York, Rudy Giuliani.

"Vivo el 11 de septiembre todos los días de mi vida", dijo en el mitin Freedom Watch 2013 en Washington.

De hecho, el 11 de septiembre es parte de su vida cotidiana.


Los registros muestran que Johnson cobra una compensación laboral del estado de Nueva York. Pero no hay evidencia creíble de que Johnson haya vivido o trabajado en Nueva York por algún tiempo. Por lo tanto, sus beneficios de compensación laboral casi con certeza están vinculados al 9/11.

Sus formularios de divulgación financiera, presentados en Kentucky en relación con su campaña política y su elección, enumeran el beneficio público como su única fuente de ingresos brutos en 2015 y 2016.

De acuerdo con la Junta de Compensación para Trabajadores de Nueva York, los trabajadores y voluntarios del 9/11 que realizaron labores de rescate, recuperación y limpieza son elegibles para recibir beneficios si fueron lesionados o se enfermaron como resultado de sus esfuerzos. Los formularios de divulgación de Kentucky no dicen cuánto recibe Johnson por concepto de compensación laboral, y los archivos de compensación laboral de Nueva York son privados. Así que no está claro por qué está recibiendo compensación laboral, o cuánto obtiene.



En un sermón a principios de julio de 2017, Johnson predica con una mano en el bolsillo. Este domingo, es un poco más reservado, casi pesimista.

Ha estado pensando mucho esta mañana, dice. Había oído que un par de reporteros de investigación estaban haciendo preguntas sobre él.

 


Foto Sermón de Johnson el 9 de julio de 2017 (Facebook)>>>

 


"Increíble, sorprendente que la gente quiera saber mucho sobre mí. Simplemente me crié en el pantano, me crié en la iglesia, en una pequeña y diminuta iglesia ... tuve muchos milagros y muchas cosas que pasaron en mi vida ".

Pregunta a su congregación cuántos de ellos han sido parte de los milagros.

“Si eres como yo, si comienzas a tratar de decirle a la gente cómo llegaste a donde estás hoy y comienzas a tratar de contarles todo lo que has pasado, creo que serías como yo, solo que mejor dejar mucho afuera”-

El predicador sonríe y niega con la cabeza.

"No quiero siquiera tratar de explicarlo, no quiero intentar decírtelo, nunca lo creerías si te lo dijera".

 


Mucho antes de convertirse en Papa, el obispo o el político, Danny Ray Johnson creció en Bastrop, Louisiana, en los estratos económicos superiores de la clase trabajadora. La ciudad se encuentra en la empobrecida región del delta del Mississippi, en la esquina noreste de Louisiana.

En el centro de la ciudad, negocios con persianas cerradas rodean el palacio de justicia. Los empleos han desaparecido a través de los años y ahora cuatro de cada 10 residentes viven por debajo de la línea de pobreza. Apenas uno de cada 10 tiene un título universitario. La población de la ciudad es de aproximadamente 11,000.

Si crees en su currículum, Johnson sería uno de los ciudadanos más famosos de la ciudad. Pero cuando se le preguntó acerca de los nombres más importantes de Bastrop, el alcalde Arthur Jones menciona a algunos atletas profesionales: Bob "Butterbean" Love, Willie David Parker, Calvin Natt. No se hace referencia a Danny Ray Johnson.

En la Escuela Secundaria Bastrop, donde Johnson se graduó en 1979, un anuario muestra su cabello rubio, cortado en capas, y una cara seria. Votado como el más pulcro de su clase, formó parte de la banda de rock de la escuela y de los clubes de historia y periodismo.

 

 


<<<Foto del anuario de secundaria de Johnson de 1979.

Los padres de Johnson, Jerry y Charlene, aún viven en Bastrop y aún son dueños de la casa rancho donde creció Johnson.

"No sé lo que quieres escuchar. Ha sido un buen chico toda su vida, en la iglesia ", dijo Jerry Johnson, un gerente retirado de la fábrica de papel local, ahora cerrada, que, como su hijo, luce una mata de pelo dorado, peinado hacia atrás en un copete.

Él y su esposa todavía son cercanos a su hijo - "tan cerca como una llamada telefónica", dice Jerry Johnson -- y se sorprenden al escuchar a los periodistas haciendo preguntas. ¿Cómo era el joven Papa? ¿Cómo empezó a predicar? ¿Fue sanado por un milagro?

Johnson dijo que sus bases religiosas se remontan a la infancia y que, a los 7 años, se curó de la ceguera. Fue, por su testimonio, un milagro.

Pero los detalles de este milagro son irregulares. Hubo un incidente con una pistola de aire comprimido y un viaje al médico, dijeron sus padres. Podría haber sido su ojo izquierdo, tal vez su ojo derecho. Tal vez fue ambas cosas.

Lo que está claro es que este incidente ayudó a Johnson a seguir un camino hacia Dios y el púlpito. No lejos de Bastrop, en la primera iglesia de la Primera Asamblea de Dios de Swartz, el pastor Gerald Lewis corta la hierba, limpia el piso y predica cada fin de semana.  Consideraba a Johnson como un hijo y se consideraba una influencia en el camino de Johnson a la predicación.

Lewis, un pastor de 50 años, vio la promesa en el joven de cabello dorado. Pero un día, sin explicación, Johnson desapareció. Él nunca regresó a la iglesia y Lewis, su mentor, no tiene idea de por qué. Él sabe que Johnson soñó con una vida más allá de Bastrop. "Danny siempre quiso salir y mezclarse con la gente, como una celebridad, tenía el sueño de hacer algo grande", dijo Lewis.

 
La foto de records policíacos de Johnson de 1985.

 


Danny Johnson pasó su 25 cumpleaños, el primero en Louisville, en el cuartel general de la policía.

Poco después de la medianoche del 18 de octubre de 1985, la policía tropezó con un Cadillac Coupe de Ville 1982 abandonado en Cox Park, junto al río Ohio. Dos personas huyeron mientras la policía se detenía.

El automóvil había sido despojado de sus neumáticos y llantas. Había sido rociado, por dentro y por fuera, con gasolina. Alguien había tenido la intención de incendiar el Cadillac.

Los investigadores recogieron a la pareja que se escapó. Al ser interrogados, le dijeron a la policía que planeaban incendiar el vehículo. Un predicador llamado Johnson les había dado $ 200 para prender fuego y les dijo que podían quedarse con las llantas y los aros como un extra. Se había mudado a la ciudad ese mismo año y había empezado a trabajar en una iglesia al sur  centro de la ciudad.

El predicador dejó el automóvil en el estacionamiento de la iglesia y le entregó un juego de llaves extra. Él quería que la escritura se hiciera esa noche. Tenía planes de salir y festejar con otros ministros de la iglesia. Celebraban su cumpleaños.

Johnson llegó a la jefatura de policía esa mañana en un vehículo de la policía, recién salido de la fiesta. Los detectives lo presionaron sobre el auto. Dijo que vio por última vez el Cadillac en el estacionamiento de la iglesia. Debe haber sido robado.

¿Quién lo robó? Johnson no tenía idea. Él firmó una denuncia de robo de vehículo.

Los detectives estaban escépticos y le pidieron que se quedara. Ellos tenían más preguntas. Poco tiempo después, las cosas se pusieron más serias. La policía le leyó a Johnson sus derechos y le dijo que un par de cómplices habían confesado.

Esta vez, el predicador contó una historia diferente.

Admitió haber entregado las llaves y pagado para deshacerse del automóvil. Él quería que se destruyera. Él quería cobrar el dinero del seguro. El joven predicador le dijo a la policía que estaba por irse a la quiebra. Johnson debía más de $10,000 en el automóvil, que también necesitaba reparaciones que sumaban miles más.

Los problemas de dinero le habían afectado a Johnson antes. Había engendrado un hijo, se divorció y se declaró en bancarrota en Luisiana solo unos años antes.

Menos de dos meses después de su arresto, un gran jurado acusó a Johnson por complicidad de cometer un incendio premeditado, un delito grave, y hacer un informe policial falso, una falta de menor gravedad. Se declaró no culpable y completó un programa de desviación preventiva de seis meses. Las acusaciones criminales fueron desestimadas en febrero de 1987.

Años después, mientras estaba bajo juramento en otro caso, su historia sobre el Cadillac empapado de gasolina y el plan de seguro cambiaría nuevamente. Y de nuevo, él mintió. Esta vez, Johnson afirmó que el automóvil desapareció.

"Cuando el automóvil desapareció, no supe qué le pasó al automóvil. Fue destrozado”.



"En estos días, Sharon Stubbins, de 63 años, pasa la mayor parte de su tiempo en un pequeño departamento del sur de Indiana viendo la televisión con un asistente de salud en el hogar.

Su memoria está ligeramente descolorida. Pero nunca ha olvidado al apuesto joven predicador con el acento de Luisiana, el recién llegado a Louisville con la pasión por predicar.

Sí, recuerda. Treinta y dos años atrás, aceptó ayudar a encender el Cadillac. Él le pagó para hacerlo. Johnson necesitaba dinero del seguro. Parecía simple. Hasta que no lo fue.

Stubbins recuerda que tuvo una relación complicada con Johnson. No eran una pareja -no salían juntos- pero durmieron juntos.

Dice que no ha hablado con Johnson desde que fueron arrestados en 1985, y que no desea hacerlo. Ella ha visto su ascenso al poder político, de hecho lo vio en las noticias de televisión. Y Stubbins, que es negra, ha oído hablar de sus publicaciones racistas en Facebook.

"Debe ser un estúpido", dice ella.

Esta fue la primera vez que los investigadores vincularon a Danny Ray Johnson a un misterioso plan de incendio premeditado. Pero no sería el último.

 

 

 

Este artículo fue reportado por KyCIR (El Centro de Periodismo de Investigación de Kentucky), en asociación con Al Día en América para proveer la versión en español. Encuentre más noticias en nuestro sitio WFPL on the web y en 89.3 FM

 

 

 

 

 

 

 

 

 

This story was reported by KyCIR, which is partnering with Al Día en América to provide Spanish-language versions of stories. Find more Louisville news from WFPL on the web and at 89.3 FM.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Una fiesta a beneficio del Backside Learning Center en Churchill Downs

November 19, 2019

Grupo de negocios hispanos KIHBC invita a desayuno para emprendedores

November 18, 2019

LouCity cede el título nacional de la USL ante el Real Monarchs 3 goles a 1

November 18, 2019

En la gran final LouCity recibe al Real Monarchs en casa para defender el título nacional

November 17, 2019

Evo Morales: Tengo mucho miedo a una guerra civil en Bolivia

November 17, 2019

"Mi Papi tiene una Moto", el recuerdo guardado de una niña hispana en EEUU

November 17, 2019

Recuento de votos por la Gubernatura de Kentucky se lleva a cabo hoy

November 14, 2019

Alcalde de Miami declara persona non grata a conocida cantante cubana

November 12, 2019

El sistema universitario, aliado clave en el futuro de los "soñadores"

November 8, 2019

Miles de científicos de todo el mundo declaran una "emergencia climática"

November 5, 2019

1/3
Please reload