¿Planea el gobierno de Trump expandir las deportaciones a millones de personas?

August 2, 2017

 

En Febrero del 2017, la Administración Trump, anunció planes para deportar rápidamente a millones de personas indocumentadas por medio de expandir la política llamada Expedited Removal (remoción o deportación acelerada) de todas las personas indocumentadas capturadas en los Estados Unidos.  Bajo la política actual de remoción acelerada, solo se aplica a los que han cruzado la frontera recientemente, dentro de 100 millas de distancia a la frontera, que no puedan proveer la documentación de que han tenido presencia física continua durante los pasados 2 años.

 

Si a usted le dan una Orden de Remoción Acelerada (Expedited Removal Order), se le niega el derecho a un abogado, el derecho a fianza, y el derecho a una audiencia judicial ante un juez de inmigración. Se estima que el 50% de todos los indocumentados en los Estados Unidos, son elegibles para aplicar para obtener el estado de residentes permanentes (Cancelación de Deportación) en un tribunal de inmigración. El propósito de la actual expansión de la política es negarle el derecho a aplicar, si es elegible, para una residencia permanente o un estado legal ante un juez de inmigración. La mejor manera de vencer esta fragante violación a tener un proceso legislativo justo, es tener prueba de que usted ha estado en el país físicamente durante dos años continuos, con usted cuando es arrestado(a).

 

Discusiones del gobierno actual sobre la remoción o deportación acelerada

 

De acuerdo a un artículo del Periódico Washington Post del 14 de Julio del 2017, la Administración de Trump continua planificando la deportación acelerada de todas las personas indocumentadas a través de todos los Estados Unidos, pero con un ligero cambio de sus planes originales.  En lugar de requerir que la persona arrestada pueda proveer la documentación de su presencia física por los pasados dos años, la persona sólo tendría que mostrar pruebas de su presencia física en los Estados Unidos durante los 90 días pasados.

 

Acortar o disminuir el período de tiempo de dos años a 90 días es insignificante puesto que las posibilidades de que muchas personas indocumentadas muestren o tengan prueba de su presencia física continua a la hora del arresto, son muy pocas. Mas aun, el oficial de ICE que ejecuta el arresto podría también rechazar la documentación como insuficiente.

 

Recuerde, si usted tiene miedo de regresar a su país natal, usted debe claramente expresar su miedo a la hora del arresto por un oficial del ICE, quien DEBE darle una audiencia ante un oficial de asilo. Si la documentación de su presencia física es erróneamente denegada, o su derecho a una audiencia debido a su temor por persecución en su país, es denegada, demande que el oficial le permita hacer una llamada a alguien en la embajada de su país, o un abogado, sobre la negación de sus derechos básicos.

 

Tome estos pasos para protegerse

 

Es importante mantenerse informado sobre lo que esta pasando. Mientras tanto, aunque la propuesta de reducir el tiempo de prueba de presencia física de dos años a 90 días, es tan sólo una propuesta, todos deben continuar poniendo al día, cada mes, las pruebas que documenten su presencia física continua de los dos años pasados.  También, si el gobierno expande la deportación acelerada, mantenga toda su documentación de presencia física en un lugar seguro y dele una copia a un residente legal o un amigo que sea ciudadano para ayudarle, si es necesario.

 

Y por último, riegue la voz a todos los miembros de su familia y amigos que son indocumentados en su comunidad, así como a sus amigos que son ciudadanos o residentes legales, que se opondrían a esta indignante política de quitarle su derecho a un abogado, fianza  y a una audiencia ante un tribunal de inmigración.

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload