• Al Día en América.

¿Es la bancarrota una buena opción?



Por Michael Marks

Una pandemia a nivel mundial y un mercado de empleos pobre significa que mucha gente atraviesa por un tiempo difícil para que le alcance el dinero y poder pagar todas sus cuentas.

< Abogado Michael Marks



Ya sea que sea deuda de tarjetas de crédito, la pérdida de empleo, cuentas médicas, pagos de hipoteca no hechos o que este siendo demandado(a) en los tribunales, los problemas financieros pueden causar un estrés extremo en su vida.

Afortunadamente, las leyes federales de bancarrota pueden ayudarle a controlar o eliminar su deuda y empezar de nuevo. Lo que una vez era un estigma negativo, la bancarrota debe ser vista como una oportunidad para limpiar el pizarrón y empezar de nuevo. Y puede ser la única respuesta en muchos casos individuales.

La bancarrota es un proceso legal que permite a las personas que no pueden pagar sus deudas, obtener un tipo de alivio a través de los tribunales federales, reorganizando las deudas para que sea más fácil pagarlas o eliminarlas por completo. La bancarrota no es una solución que le sirve a todos y hay diferentes tipos de bancarrota (chapters) que aplican a diferentes circunstancias. Si usted se está declarando en una bancarrota personal, sus opciones son usualmente el Capítulo 7 y el Capítulo 13.

El Capítulo 7 de la bancarrota es la forma más rápida y común de bancarrota. Este tipo de bancarrota elimina la deuda menos asegurada, y usualmente se tarda mas o menos de 3 meses desde el inicio hasta el final de un caso en la mayoría de casos. Y usted puede lograr quedarse con toda su propiedad. Para calificar para el Capítulo 7 de la bancarrota, sus ingresos deben ser menores de determinado nivel basado en el tamaño de su familia y otros criterios.

El Capítulo 13 de la bancarrota le permite re estructurar deudas demasiado grandes bajo la protección del tribunal federal, estableciendo un período de repagos de entre tres a cinco años. El plan de repago está basado en lo que a usted le alcanza para pagar. Además, se pueden manejar ciertos tipos de deuda no comprendidos en el Capitulo 7, tales como préstamos para autos. Préstamos para casas e impuestos.

El declararse en bancarrota debe iniciar con una cita con un abogado de bancarrotas para determinar sus opciones y los siguientes pasos. La mayoría de abogados de bancarrota ofrecerá consultas gratis. No solo un abogado(a) le ayudará a evaluar su situación financiera y poder tomar una decisión en relación a la bancarrota, sino que también le ayudará a navegar las complejidades del código sobre la bancarrota, juntar y enviar todos los documentos y formularios requeridos y ultimadamente le apoyará en el proceso para maximizar el valor.

El declararse en bancarrota puede ser visto como una gran solución ante sus deudas, pero también hay repercusiones que uno debe considerar. El declararse en bancarrota puede dejar un impacto negativo sobre su crédito, pero el efecto puede que no sea tan severo. Mucha gente que se declara en bancarrota, ya tiene un récord de crédito malo, y declararse en bancarrota les permite hacer una limpia y empezar de nuevo en lugar de continuar con docenas de cuentas morosas. Mucha gente se da cuenta que sus tasas o récords de crédito mejoran no mucho tiempo después de haberse declarado en bancarrota.

Pero tan difícil como sea enfrentarlo, cuando las condiciones financieras hacen imposible continuar financieramente hablando, es el tiempo de considerar a la bancarrota como una opción. Resuelva el problema ahora, vuélvase a poner de pie y vea hacia un futuro brillante.

• Michael Marks es un abogado en Louisville que se enfoca en bancarrotas y bienes raíces. Michael habla español y ofrece consultas gratis. Llame al 502 451 3030 o visite

www.bancarrotalouisville.com para mayor información.

** Este artículo contiene información legal general y no contiene consejo legal. La ley es compleja y a menudo cambia. Usted debe de consultar con un abogado en relación a su situación individual.

24 vistas0 comentarios