• Al Día en América.

Consejos para preparse y recuperarse de un desastre natural


Con el patrocinio de JPMORGAN CHASE


Ya sean huracanes, incendios, terremotos o tornados – cada estado a través de la nación está bajo riesgo de desastres naturales. Y aunque nadie puede prevenirlos, planear por anticipado puede hacer una gran diferencia cuando se trata de proteger de un desastre, a sus seres queridos, su casa e incluso su negocio.


Y Chase está aquí para ayudarle a estar preparado para el siguiente.


Los desastres naturales pueden golpear duro especialmente a aquellos en las comunidades minoritarias y negras. De acuerdo a un estudio, los negros americanos experimentan un promedio de 31 puntos en disminución de su puntaje de crédito, después de un desastre de tamaño mediano; Las comunidades blancas, a cambio, sufren una disminución en el puntaje de crédito de tan solo 4 puntos.


El impacto de tal disminución, puede causar desde un aumento en cobros de deudas por mora, deuda en tarjetas de crédito y deudas retrasadas así como mora en el pago de hipotecas, desalojos y bancarrotas.


Por eso, es que Chase se pone a su disposición para discutir las diferentes opciones que le pueden ayudar a prepararse para confrontar desastres naturales y transitar el proceso de recuperación.


Sabemos lo importante que es para usted, el proteger su salud financiera, sus propiedades y su negocio. Nos sentamos una vez más con Jeremy Haydon, el supervisor comunitario local de la agencia Chase en la calle Jefferson para hablar sobre acciones simples que se pueden tomar desde ahora para prepararse ante un desastre y como Chase puede ser un recurso.



Al Día: ¿Qué consejo le daría a los propietarios de casa y los inquilinos en su comunidad para ayudarles a que estén preparados para un desastre natural?


Jeremy: Yo recomiendo los siguientes pasos antes de que un desastre llegue:


Confirme la cobertura de su seguro: Asegúrese de que usted entiende lo que su póliza cubre y de que sus pagos estén al día. Eso aplica ya sea que usted sea propietario de vivienda o un inquilino.


Proteja sus documentos: Ponga las pólizas de seguro y otros documentos críticos en un lugar seguro. Estos días es muy fácil crear versiones digitales y resguardarlas en una unidad segura o subirlas a la Nube. Usted podrá acceder a ellas desde donde sea que usted este.


Haga un record de las cosas de valor en su casa:

Vaya cuarto por cuarto. Tome fotos y escriba los números de serie para ayudar a identificar y reemplazar las cosas si fuera necesario. Esto será muy útil cuando usted presente reclamos a su seguro.


Al Día: El planear como recuperarse después un desastre es tan importante como prepararse previo a uno. ¿Qué pasa después de un desastre?

Jeremy: Primero, enfóquese en la seguridad de usted mismo y sus seres queridos. Esa es la cosa más importante. Luego, ponga su atención a la propiedad y sus valores financieros y prepárese para un proceso lento.


Revise si su propiedad está en un área declarada de desastre de FEMA (FEMA.gov), y luego llame a su agente de seguros de casa o su compañía para discutir su situación y si usted debe hacer un reclamo. Nuestro paquete de Reclamos de Seguro de chase.com puede servirle como una guía, aunque usted no sea un cliente de Chase.

Si usted ha sido afectado por un desastre y no puede hacer los pagos de su hipoteca, Chase le ofrece una variedad de opciones de asistencia relacionada a desastres, para ayudarle a ponerse de pie. Puede leer más sobre estas opciones en chase.com/NaturalDisaster .


Al Día: Cual es la cosa más importante para propietarios de pequeños negocios en lo que se trata de preparación para desastres?

Jeremy: Tener un plan puede hacer la diferencia entre la recuperación y la ruina. Tengo varios consejos e ideas que pueden ayudarle a estar preparado para un desastre potencial:


Prepare a sus empleados:

Asegúrese que su equipo esté listo para responder a los golpes de un desastre. Esto incluye todo desde comunicar la seguridad y planes de evacuación hasta confrontar el daño a la propiedad después de uno de estos eventos.



Tenga u Plan de Contingencia para Negocios (BCP): una crisis puede hacer que un negocio se detenga, pero un plan BCP puede ayudarle a seguir progresando. Piénselo como que fuera una guía para mantenerse operando después de un desastre, asegurando que los productos y servicios continúen siendo distribuidos sin la más mínima interrupción. Un plan BCP debe incluir prioridades como estrategias para salvaguardar la tecnología, contactos para la subcontratación y quizás la más importante, ideas para controlar el fluido del efectivo.


Prioridad de la comunicación:

Asegúrese que su plan de comunicación llegue a todos los que usted necesite. Puede planear usar el email de la compañía, publicaciones en internet, mensajes de texto, llamadas telefónicas o la red social, aunque un desastre natural pueda mitigar. Incluso deshabilitar algunas de estas formas, al menos temporalmente. Entonces deje saber a sus empleados de primero que la comunicaciones podría interrumpirse, y que usted estará en contacto tan pronto como sea posible.


Al Día: el mantener la fluidez del efectivo será una prioridad para los pequeños negocios locales, después de un desastre. ¿Cómo pueden las pequeñas empresas para controlar la limitación de la fluidez del efectivo ?


Jeremy: Por su puesto, usted necesita que el efectivo continúe fluyendo – y eso puede significar pensar ahora sobre como ser más creativo con su presupuesto.


Eso incluye considerar tomar dinero de los bonos para días de fiesta o dinero de la compensación basada en el desempeño, por ejemplo, pero debe usar otras opciones primero. Recuerde, tener un plan puede ser lo que determine si su negocio rebota o si termina cerrando.


Los desastres naturales pueden ser devastadores – pero no tiene que navegar o circular a través de ellos solo. Visite nuestra agencia local Chase para obtener mayor información sobre las opciones ayuda e implementación de planes que funcionen para usted y su negocio.


Contenido patrocinado por JP Morgan Chase & Co.





70 vistas0 comentarios