• Al Día en América.

“Alguien tiene que decirles que está bien”: enfermera escolar recibe la vacuna del COVID


Bobbie Lester, enfermera escolsar de JCPS recibe la vacuna en el Broadbent Arena el pasado viernes. (Foto J.Donis)


Por Jess Clark | WFPL news


En el estadio Broadbent Arena, lugar donde se lleva a cabo la vacunación contra el coronavirus, la enfermera escolar de Indian Trail Elementary School, Bobbie Lester se sentó en una silla, se arremangó, y otra enfermera la inyectó con la vacuna del coronavirus.


Lester fue la primera enfermera escolar de JCPS en recibir la vacuna.


La ciudad vacunó a 32 enfermeras escolares de JCPS en el Broadbent Arena, el pasado viernes, Las primeras del grupo de trabajadores de JCPS en recibir la inmunización. Como parte del grupo de trabajadores de salud, las enfermeras escolares califican en la fase 1a de la vacunación en Kentucky.

El resto de maestros y empleados de Kínder a 12vo grado están en la siguiente fase 1b, junto al grupo de personas mayores de 70 años y el personal de primeros auxilios. Las autoridades esperan iniciar esa fase a finales de enero o principios de febrero.


La enfermera Lester, dijo que quiso vacunarse para mostrar a sus colegas que es seguro, y así poder regresar a atender a los niños en persona.


“Quiero hacer mi parte, quiero regresar al trabajo y quiero que los niños regresen al salón de clase,” dijo ella.


Lester es una de las casi 13,000 personas que trabajan para JCPS y que se han registrado para recibir la vacuna.


El Superintendente de JCPS, Marty Pollio, dijo que vacunar al personal es la mejor esperanza que hay para volver a la educación en persona. Él, planea abrir las escuelas grado por grado, empezando por los primeros grados. El número de grados escolares que se abran a la educación en persona, y cuando, dependerá de la cantidad de vacunas que la ciudad reciba, y cuando.


La vacuna no es obligatoria, y cerca de 6,000 empleados de JCPS no se han registrado. 1,900 empleados rechazaron vacunarse y cerca de 4,000 no han respondido a la encuesta sobre la vacuna.


Amber Ladd, es la coordinadora de recursos familiares de Mill Creek Elementary Leadership Academy. Y como otros profesores y empleados, las vacunas más recientes la ponen nerviosa.

“Yo la apoyaría, una vez que la vacuna haya estado en el mercado un poco más tiempo,” dice ella. “ Pero no me siento cómoda siendo una en los primeros cientos de miles de personas en ser vacunada.”


La CDC y la FDA han dicho que la vacuna es segura para la mayor parte de adultos, con pocas excepciones en personas que son alérgicas a los ingredientes de la vacuna. La Dra. Sarahbeth Hartlage del Departamento de Salud de Louisville Metro, dijo que solo porque esta vacuna fue desarrollada más rápido que otras, no significa que sea menos segura.


“El desarrollo de la vacuna fue acelerado, pero no se saltaron ningún paso,” dice ella.

Hartlage añade que el financiamiento extra y recursos ayudaron a acelerar el desarrollo de la misma.


“Imaginen si estuvieran tratando de hacer su trabajo, y cada formulario que envían fuera respondido de inmediato, y cada email fuera respondido de inmediato,” dijo ella.


Pero la información emitida por los oficiales de salud pública, aún no es convincente para algunos, especialmente debido a la historia de experimentos médicos del gobierno en la gente Latinx y la gente Negra, y debido al racismo en el ámbito médico.


Ladd dice que su identidad como mujer negra puede ser una razón para que tenga duda en vacunarse. “Pienso que hay una historia que esta en juego,” dice ella.


Ladd señala los récords de experimentos en gente negra por parte del gobierno, tales como el estudio de sífilis Tuskegee.


“No tenemos una historia muy positiva cuando se trata de eso,” dice ella.


Lester, quien es negra, dijo al principio que tenía dudas al respecto de la vacuna, también.


“No, no, ¡no! yo no me la pongo, ¡la hicieron muy rápido!’ – eso es lo que yo decía hasta hace dos semanas,” ella dijo.


Luego notó que la mayoría de sus amigos negros(as) y compañeros de trabajo tenía preocupaciones similares. Eso le hizo preocuparse sobre que mas gente negra se contagiaría del virus. La gente negra es afectada desproporcionalmente por la enfermedad.

“Y yo dije, alguien tiene que llegar a ellos. Alguien tiene que decirles que está bien ponerse la vacuna.” Ella añade.


Ella dice que su decisión ha hecho ya que algunos de sus compañeros de trabajo cambien de opinión. Y está trabajando en convencer a otros.


Ellos dijeron, vamos a ver como te va… si ese es el incentivo que necesitan para animarse, entonces hay que dar ese paso, explica Lester.


Después de recibir la vacuna, Lester fue monitoreada durante 15 minutos después de la inyección y no tuvo ninguna reacción adversa. Ahora ella espera ver pronto a sus estudiantes otra vez, en persona.



--



Este artículo es parte de la colaboración entre WFPL news y Al Día en América para proveer contenidos en español. Encuentre más noticias en WFPL news 89.3 FM. This article is part of the collaboration between WFPL news and Al Dia en America to provide Spanish language content. Find more news in WFPL site and 89.3 FM