• Al Día en América.

La familia Vanessa Guillén da por muerta a la soldado y critica al Ejército


EFE

Washington, 1 jul (EFE News).- La familia de la soldado Vanessa Guillén, desaparecida desde el 22 de abril de la base Fort Hood del Ejército, en Texas, da por muerta a la joven y criticó al Ejército por su falta de "transparencia" en la investigación, dijo hoy la abogada, Natalie Kahwam. "Hemos perdido una vida, una hermosa soldado joven", dijo Kahwam en una conferencia de prensa en Washington. "Ella no está con nosotros". Mayra Guillén, hermana de Vanessa, exigió una investigación por parte del Congreso sobre las circunstancias de la muerte de la soldado, que había denunciado a sus allegados acoso sexual por parte de superiores de la base. La hermana reconoció que todavía no les han confirmado que los restos humanos hallados este martes corresponden a los de Vanessa, para lo que deberán aguardar todavía entre 48 y 72 horas. Las autoridades de Texas suspendieron este martes la búsqueda de Guillén después que se hallasen restos humanos al costado de una ruta rural cerca de la localidad de Little River Academy, a una media hora de viaje desde Fort Hood. Tim Miller, de Equusearch Texas, dijo a la televisión que los restos se hallaron casi al borde de un área arbolada en una tumba de poca profundidad cerca del río León, un sector que la semana pasada fue inspeccionado siguiendo una pista en la búsqueda de la soldado. La conferencia de los familiares de Guillén ocurrió pocas horas después que se informó del suicidio en Fort Hood de un individuo supuestamente vinculado al caso. "Él se suicidó y no sabemos por qué", dijo Mayra Guillén, hermana de la soldado. "Esta persona que ahora se suicidó fue capaz de reírse en mi cara el primer día que llegué a la base para preguntar por mi hermana. No entiendo cómo fueron capaces de mentir desde el primer día". "Pero no fue solo él, hay más", añadió Mayra Guillén. "Y qué casualidad que hoy se suicida para que no encontremos quién es culpable. Todo Fort Hood es culpable". Kahwam dijo que junto a esta persona hay otros dos sospechosos, y que, cree, ambos están ya detenidos. Lupe Guillén, otra hermana de la soldado desaparecida, sostuvo que las autoridades militares "nos mintieron en la cara día a día". "Mi hermana fue acosada sexualmente y nada se hizo al respecto", agregó. "En dos meses no tuvimos respuestas. Nos han mentido una y otra vez. Tomaron a mi hermana como si fuera un chiste". Khawam indicó que la familia quiere que el Congreso, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) u otra agencia federal se haga cargo del caso ya que los militares "están encubriéndose los unos a los otros". Guillén, de 20 años de edad, fue vista por última vez en un estacionamiento de la base. Las autoridades hallaron las llaves de su vehículo, su billetera y tarjeta de identificación en la armería de la base donde ella había estado haciendo ejercicio, pero su teléfono todavía no se ha encontrado. Khawam señaló que se tiene entendido que la joven "fue hostigada sexualmente por un par de sus superiores en dos ocasiones diferentes de las cuales ella dio cuenta a la familia, sus amigos y sus colegas". La posible muerte de Guillén es la segunda de un soldado latino de Fort Hood en meses recientes, pues los restos del soldado Gregory Morales, desaparecido en agosto de 2019, fueron hallados el pasado 19 de junio en un caso que el Ejército investiga bajo la sospecha de una acción criminal. EFE News


0 vistas