• Por Eleanor Klibanoff | KyCIR

Intérpretes del hospital UofL todavía trabajan en persona a pesar de la situación de salud que se vi


Por Eleanor Kibanoff

INVESTIGACIÒN

Hace pocas semanas, una intérprete del Hospital de la Universidad de Louisville mientras interpretaba a un paciente que habla español, se dio cuenta de algo. “Era claro que el paciente tenía síntomas respiratorios, casi no podía parar de toser, había viajado fuera del país,” dijo la intérprete.

Ella, se dio cuenta que estaba parada muy cerca con un posible paciente de coronavirus. Estaba completamente desprotegida, dijo ella.

Varios intérpretes del personal, le dijeron a KyCIR (Centro de Periodismo de Investigación de Kentucky) que esa experiencia no es única. Ella dijo que el Hospital de la Universidad de Louisville estaba poniendo en peligro a los proveedores de salud y a los pacientes al no implementar las protecciones apropiadas en medio del brote del coronavirus.

Cuatro miembros del personal de intérpretes hablaron con KyCIR bajo la condición de anonimato, diciendo que temen represalias por hablar sobre esto que les preocupa.

Ellos dijeron que han sido enviados a interpretar entre varias unidades del hospital sin el equipo de protección apropiado, interactuando con ambos pacientes potenciales de coronavirus y pacientes con sistemas de inmunidad comprometida altamente en el transcurso de un mismo turno. A ellos se les ha dicho que no pueden trabajar de manera remota, ya sea desde casa o desde un centro de llamadas en el hospital, de acuerdo a emails revisados por el KyCIR.

La Comisión de Certificación de Intérpretes de salud, una de dos de las entidades en ese campo, ha recomendado a todos los proveedores de salud cambiar al sistema de interpretación remota para la mayoría de casos, algo que muchos hospitales del área ya han hecho.

Baptist Health de Louisville ya dejó de utilizar intérpretes en persona, de acuerdo a un portavoz, pero dijeron que podrían hacer excepciones si es esencial en el cuidado de un paciente. Norton está utilizando interpretación remota cuando es posible; si un intérprete en persona es necesario, ellos, los intérpretes, tienen que seguir las nuevas reglas para visitantes del hospital, incluyendo ir únicamente al cuarto del paciente y salir del hospital de inmediato.

El proveedor comunitario de salud, Family Health Center, ha movido a sus intérpretes a un centro de llamadas en donde pueden proveer interpretación por teléfono, dijo un encargado de comunicaciones.

En un correo electrónico el martes, un portavoz del Hospital UofL dijo que están utilizando el servicio de interpretación por video como “la primera opción, antes que la interpretación en persona” para los casos confirmados o sospechosos del COVID-19.

Para el resto de pacientes el protocolo no ha cambiado.

Pero los intérpretes están preocupados de que quizá puedan estar interactuando con pacientes que más tarde se determinará que tienen el coronavirus.

Después de las preguntas de KyCIR al hospital, el director del programa de acceso al lenguaje envió un email a todos los interpretes diciendo que podían continuar trabajando en persona, o pueden pedir ausencia sin derecho a pago, y su trabajo sería enviado a un tercer proveedor.

Mucha parte del personal ya han tomado descanso sin derecho a pago, como medida preventiva o para auto ponerse en cuarentena debido a las preocupaciones a la exposición del coronavirus, le dijeron a KyCIR.

Uno de los intérpretes le dijo a KyCIR que ellos trabajarían todo el día si tuvieran las protecciones adecuadas.

“Pero es un asunto de la seguridad de un paciente,” dijo ella. “¿Cómo es que ellos no ven que vemos que podríamos estar poniendo en peligro a todos?”

“Súper vectores”

El Hospital de UofL emplea a varios intérpretes de español y uno de somalí, de acuerdo a entrevistas con miembros del personal. Ellos le sirven a todo el hospital, a menudo se les llama en más de 30 situaciones diferentes que requieren interpretación en un solo turno de trabajo”

“Yo podría estar este minuto en la sala de emergencias, terminar la interpretación e irme al ICU (unidad de cuidados intensivos), luego volar hacia el área de partos, luego asistir en la sala de operaciones, y luego a la unidad de cuidado intensivo de recién nacidos, o la unidad de trasplantes,” dijo la intérprete. “ Nosotros somos los portadores perfectos del virus, y estamos yendo en las salas con personas con sistemas inmunes deficientes.”

Un portavoz de UofL no quiso ser entrevistado después de que se lo pedimos, pero dijo en una declaración que los intérpretes como todos los empleados, “se les espera que utilicen máscaras de procedimientos quirúrgicos, todo el tiempo, mientras están en las instalaciones de cuidados clínicos. Mientras se atiende a pacientes confirmados o presuntos del COVID19, u otras enfermedades infecciosas, el equipo de protección personal, PPE, ( como las máscaras N95) puede ser requerido.”

El hospital le dijo a los intérpretes en correo electrónico el lunes por la noche que a ellos se les proveerá con todo el mismo nivel de PPE que los proveedores de salud reciben.

Los intérpretes están preocupados de su propia salud, pero varios dijeron que la preocupación más grande es por el personal de salud y los pacientes.

“Si nos reunimos con un paciente que es positivo, podríamos infectar todo el hospital,” otro intérprete le dijo a KyCIR. “Más que los doctores y las enfermeras que trabajan en solo una unidad, nosotros podríamos potencialmente ser súper vectores.”

Ellos dijeron que habían pedido detener la interpretación en persona en las salas que tienen a pacientes con sistemas inmunes comprometidos, como la unidad de trasplantes en el Centro del Cáncer James Graham Brown, pero el Hospital UofL les dijo que por ahora esa no era una opción.

Intérpretes proponen otra opción

Los intérpretes entrevistados por KyCIR dijeron que han presionado al hospital para permitirles trabajar de lejos o remotamente, ya sea desde la casa o desde un centro de llamadas centralizado en el hospital.

“En una situación ideal, cara a cara es mejor, por su puesto,” dijo uno de los intérpretes. “Pero en la situación real en la que nos encontramos, esto no tiene sentido. Cualquier beneficio que estamos creando por estar cara a cara se pierde completamente por el riesgo que también estamos creando.”

Otros proveedores de salud locales han encontrado maneras de acomodar esas peticiones. En el centro de llamadas de Family Health Centers para sus 10 intérpretes, el proveedor llama a una extensión y suena con el intérprete que está disponible en ese tiempo, permitiéndoles ofrecer servicios sin moverse dentro de las instalaciones.

“Nuestros intérpretes conocen a nuestros pacientes, ellos saben como manejamos las cosas, y muchos de nuestros pacientes vienen a nosotros porque tenemos esos intérpretes,” dijo la directora de Comunicaciones Melissa Mather. “Ellos son parte del nuestro equipo de cuidado de una gran forma, entones se trataba de encontrar la manera más segura para que ellos pudieran seguir con su trabajo.”

El Hospital UofL ya usa la video interpretación y por teléfono si un intérprete no esta disponible, o ninguno en el personal, habla el lenguaje que se necesita. Ese servicio es contratado a través de un vendedor, y se usa un banco nacional de intérpretes remotos.

Todo el personal de intérpretes tiene teléfonos emitidos por departamento y ellos dicen que la tecnología está disponible si el hospital implementara trabajar de forma remota.

“La interpretación en persona no puede ser hecha de lejos, un portavoz del hospital dijo. “ En situaciones en donde la video llamada es recomendada, ya tenemos un proveedor para ese servicio.”

En un email revisado por KyCIR, cuando el Condado Jefferson ya tenia confirmados 25 casos, el director de servicios de lenguaje Christopher Burchett le dijo al personal que el hospital “NO estaría ofreciendo opciones de trabajo desde casa para los servicios de lenguaje. I tampoco sería una opción el interpretar por teléfono.”

Burchett dijo que los empleados podrían escoger entre las opciones de trabajar cara a cara, tomarse tiempo de vacaciones, o permiso de no trabajar sin pago. Eso fue reiterado en el email enviado el lunes por la noche.

“Todos hemos hecho un compromiso al unirnos al campo de la salud,” el escribió. “Continuaremos con esta misión y estar allí para nuestros pacientes.”

Otro intérprete esta de acuerdo que su trabajo es esencial, pero dijo, su presencia física no lo es.

“Podríamos estar haciendo lo opuesto de lo que se supone deberíamos hacer, lo cual es salvar vidas.”

Sistemas potencialmente sobrecargados

Si el Hospital UofL comienza a depender por completo del sistema remoto de interpretación, los intérpretes entrevistados por KyCIR dijeron estar preocupados de que sistema se puede sobrecargar mientras la demanda aumenta en todo el país.

Varios intérpretes le dijeron a KyCiR que han preguntado por este problema con el liderazgo del hospital y propusieron diferentes soluciones, pero no han visto ninguna acción.

En un email a los intérpretes, el director del departamento dijo el proveedor del hospital les ha asegurado que ellos van a poder con el incremento del volumen.

Una investigación reciente de ProPublica encontró que los hospitales en los puntos graves del coronavirus en los Estados Unidos ya están sufriendo de largos tiempos de espera para utilizar los servicios de interpretación de terceras partes.

________

Este artículo es parte de la colaboración entre KyCIR news y Al Día en América para proveer contenidos en español. Encuentra más noticias en WFPL news 89.3 FM

This article is part of the colaboración between KyCIR news and Al Dia en America to provide Spanish languange content. Find more WFPL news wesbsite and 89.3 FM.