• Al Día en América.

Dimite de la Universidad de Columbia la fiscal de "los cinco de Central Park"

Nueva York, 13 jun (EFE).- La fiscal del caso de "los cinco de Central Park", en el que cuatro afroamericanos y un hispano fueron injustamente condenados por violación en Nueva York, dimitió de su puesto como profesora de la Universidad de Columbia después de que una serie de Netflix haya puesto de nuevo el caso en actualidad. El grupo de adolescentes -el mayor de ellos apenas contaba con 16 años- fue víctima de la discriminación y el racismo latentes en el sistema judicial neoyorquino, al ser acusados de la violación de una joven blanca en 1989, agresión por la que permaneció 12 días en coma y que quedó grabado en la memoria de la sociedad de la Gran Manzana. Elizabeth Lederer, quien lideró la acusación, se vio envuelta en numerosas críticas después del reciente estreno de "When They See Us", una miniserie de Netflix creada y dirigida por la realizadora afroamericana Ava DuVernay que narra el caso de estos cinco jóvenes que fueron retenidos durante 30 horas sin poder comer o dormir, y careciendo de representación legal. "Dada la naturaleza de la publicidad reciente generada por la representación en la serie de Netflix del caso de Central Park, es mejor para mí no renovar mi puesto de profesora", explicó Lederer en un comunicado emitido por la institución educativa. Los cinco condenados, que pasaron entre 6 y 13 años en prisión y fueron exonerados a principios de los 2000, aseguraron que la Policía los forzó a confesar haber cometido la violación. En 2002, otro hombre, Matías Reyes, admitió haber sido el responsable del asalto, y entonces comenzó un proceso judicial en el que los acusados demandaron a la ciudad por la vulneración de sus derechos. En 2014, los condenados ganaron el caso y recibieron 41 millones de dólares por parte de la ciudad, 25 años después de que se produjera el suceso. La decana de la Escuela de Derecho de la Universidad de Columbia, Gillian Lester, afirmó en el citado comunicado que, a pesar de que Lederer había disfrutado su etapa como profesora de la institución, la serie había "propiciado una dolorosa -y vital- conversación a nivel nacional sobre raza, identidad y justicia criminal". Lederer, sin embargo, no es la única víctima que se cobra esta serie: la semana pasada, la que era jefa de la división de crímenes sexuales de la Fiscalía del distrito en aquella época, Linda Farnstein, tuvo que dimitir de las juntas administrativas de diversas organizaciones. Asimismo, Farnstein -representada como el principal acicate contra los jóvenes-, que se había reconvertido en novelista de crímenes, vio cómo la editorial Penguin Random House rescindía su contrato con ella dada la mala publicidad del caso. EFE

2 vistas