• Por José Neil Donis

NUEVOS NEGOCIOS Dese un buen corte de pelo en Spanish Fly

Foto: Adalberto Castellón, propietario de Spanish Fly

Louisville Ky - Barberías ya hay muy pocas. Son símbolos nostálgicos de antaño y del pasado reciente. Algunas nos traen recuerdos de nuestros países, barrios y amigos y quizás es por ello que se resisten a desaparecer en medio de un mercado saturado de salones de belleza, spas y demás. ¿Quién nunca fue con su papá o mamá a la barbería del vecindario para un corte de pelo y de paso escuchar los comentarios, chistes y hasta chismes del momento? En Louisville la nueva barbería Spanish Fly abrió sus puertas esta semana. El ambiente tradicional y acogedor se debe a su propietario Adalberto Castellón quien intenta mantener viva la tradición de las barberías de barrio, ésta vez en el popular vecindario de Nulu cerca del centro de la ciudad. Castellón es un peluquero con una tradición de familia de más de 50 años. Artista y músico nacido en California. Castellón intenta revivir el arte de las peluquerías en su nuevo salón Spanish Fly, el que además lo quiere compartir como centro comunitario y un espacio para arte y actuación. Castellón se mudó a Louisville desde Bay Area hace tres años y con su esposa han iniciado una nueva vida en Louisville. Castellón nos comenta que la peluquería Spanish Fly es un homenaje a la Barbería Terán, de su bisabuelo, la cual abrió hace más de 50 años en la ciudad de Casas Grandes en México. Casas Grandes se distinguía por su arte altamente decorado y su cultura artesanal.

La peluquería de su bisabuelo servía como un punto de conexión para el pueblo en una comunidad rural. Esa influencia le ha valido a Castellón para tratar de implementar y revivir el arte de las barberías. Recientemente viajó a México para traer las sillas originales y fotografías de la barbería Terán que era de su bisabuelo. La experiencia, la cultura y los artefactos del pasado crean un ambiente auténtico y único que definen a la nueva barbería Spanish Fly e invitan a quedarse y pasar un buen rato mientras se hace un buen corte de pelo. “Quiero darle a esta comunidad un lugar único con un ambiente tradicional mexicano y con personalidad del la costa oeste del país de donde soy originario. Espero que Spanish Fly se convierta en uno de esos íconos en la comunidad para conectar, relajarse y descansar, así como era en la Barbería Terán en Casas Grandes,” comenta Castellón. Castellón, se entrenó en el prestigioso Instituto de Moda y Diseño de Los Ángeles

( Fashion Institute of Design and Merchandise FIDM) y tiene una licencia de operaciones en California y Kentucky como cosmetólogo y barbero. Los cortes tradicionales en Spanish Fly cuestan $25 con otros servicios incluyendo el lavado botánico y acondicionador, rasurado y corte de barba, rasurado completo de cabeza y más. Siguiendo la tradición de familia, Spanish Fly utiliza productos auténticos hechos a mano como la crema de aloe vera hecha en casa, champú de pimienta, acondicionador de cilantro y mucho más.

Foto: la nueva peluquería se localiza en el vecindario Nulu

¿Listo para refrescarse con un buen corte de pelo? Visite Spanish Fly en 626 East Main Street, 40202.