• Por Jose Neil Donis

'El poder está en las personas'


Dolores Huerta deja poderoso mensaje en Louisville

Louisville Ky.- Hace un año el movimiento santuario en Louisville iniciaba sus acciones ante el Consejo Metropolitano, ante el alcalde y la policía. Y hacía reuniones en varios lugares de la ciudad. La petición para muchos era algo imposible, un ideal que no se podía cumplir. Algunos otros llegaron a criticar el movimiento de ilegal. Pero la paciencia, la persistencia y creer en sí mismos, hizo que meses después, a finales del 2017, la ciudad se comprometiera a darle protección a miles de inmigrantes que han hecho de Louisville su casa. Lo imposible… se hizo realidad.

De igual forma, hace más de cincuenta años, una mujer hispana empezaba en 1962 una larga lucha por justicia para los trabajadores del campo. Organizando boicots, marchas, plantones y protestas, al mismo tiempo que criaba una familia. Ayudó a fundar el Sindicato de Trabajadores de la Agricultura de los Estados Unidos, al lado de la leyenda de los derechos civiles César Chávez. Desde esa época, el grito de “¡Sí se puede!”, se oye fuerte con su voz de mujer luchadora inspirando a millones, con paciencia, pero con insistencia, a sus 87 años de vida. Esa heroína es Dolores Huerta, quien el pasado fin cinco de enero visitó Louisville por primera vez, para la presentación del documental Dolores, el cual expone el trabajo de toda una vida de la que hoy es ícono en la lucha de los derechos de los inmigrantes que se proyectó en el Speed Art Museum.

El documental Dolores se presenta por última vez mañana 20 de enero en el cinema del Speed Museum a las 11 de la mañana.

El trabajo de Dolores Huerta aunque siempre estuvo al lado de otros activistas hombres, no fue tan escuchado, quizás por su condición de mujer. Pero en el Festival de Cine Sundance del 2017, el documental Dolores saltó al ojo de la audiencia y de la crítica, ganando varios premios y reconocimientos. Y a partir de ahí el documental ha sido proyectado en varias ciudades de Estados Unidos. El canal PBS compró los derechos de distribución y hará posible su presentación a nivel nacional en televisión en marzo.

El pasado viernes, durante la sesión de preguntas después de la proyección del documental, Dolores Huerta compartió sus pensamientos y comentarios ante una sala de cine abarrotada, dejando a muchos sin la oportunidad de apreciar el documental ante la falta de lugares disponibles.

El activismo de Huerta

“Uno de los puntos básicos del activismo, de organizar a la gente, es hacer que pierdan o superen su miedo y convencerles que el poder está en su persona. Eso es todo lo que necesitamos. Y hacer de esto una acción directa para hacer que las cosas cambien. Si no actuamos nunca va a cambiar nada”, dijo Huerta ante la audiencia.

Su lucha al lado de César Chávez la llevó a trabajar durante toda su vida por la justicia social. Desde los derechos de los trabajadores del campo, el feminismo, los derechos de la comunidad LGBT y de los inmigrantes, el grito de ‘Sí se puede!’ no ha dejado de sonar.

Miembros del grupo Mijente.

El activismo y el involucramiento de la gente

“Pienso que muchas veces las personas piensan que tienen muchos problemas personales y por eso no tienen tiempo para involucrarse. Pero cuando te involucras en el activismo, muchos de esos problemas se vuelven algo secundario. No nos podemos enfocar en los problemas personales. Cuando nos enfocamos en el bien común, los problemas personales se vuelven algo secundario”.

A pesar de su notable trayectoria y de ser una leyenda viva, Huerta nunca participó en una elección para un puesto público. La razón, es que Dolores Huerta cree que en el poder de organizar a la gente radica el verdadero poder. “Organizando a la gente y votando, se pueden quitar y poner candidatos”, afirmó la activista. “Creo que las manifestaciones, marchas y protestas son algo maravilloso, pero si podemos hacer que la gente vaya a votar podemos decidir elecciones. Tenemos el poder y ese es el poder de votar. Esa es la manera cómo podemos hacer el cambio. Pero no sólo en la legislatura estatal, hay que empezar desde las juntas escolares”.

La ignorancia de nuestra sociedad

Huerta señaló que una de las razones por las que hoy por hoy tenemos el presidente que tenemos, es que existe mucha ignorancia en nuestra sociedad. “En nuestros libros escolares por ejemplo, nunca se enseña sobre las contribuciones de los pueblos indígenas. Esclavos africanos construyeron la Casa Blanca y el Congreso, eso no está en los libros escolares. La gente de otros lugares como México, China Japón, fueron traídos para construir la infraestructura de este gran país. Eso no lo enseñamos en las escuelas y eso contribuye a la ignorancia y a los complejos de superioridad blanca”.

Su trabajo con la comunidad LGBT

Cuando creció conocía a personas gay en California. “Pero nunca se me ocurrió que esa gente sería discriminada solo por ser gays. La idea de la discriminación por ser miembro de la comunidad LGBT, es un asunto de derechos humanos. Como Benito Juárez, quien fue presidente de México dijo: ‘El respeto al derecho ajeno es la paz’. Nadie debería de ser discriminado por ser gay. Y lo mismo se debe aplicar a las mujeres y sus derechos de reproducción”, afirma Huerta.

“No debemos imponer nuestras creencias religiosas en los demás en términos de qué es lo que quieren hacer con sus vidas. No podemos igualmente dejar que la religión dicte la manera cómo vamos a votar. Debemos hacer de esa forma de pensar algo normal para que los políticos no utilicen esos temas para afectar las elecciones. Hay tiempos en los que tenemos que tener conversaciones difíciles con las personas. Pero tenemos que tener el coraje de tener esas conversaciones. Tal vez no reciban el mensaje la primera vez. Quizás debamos enviar el mensaje y tener la conversación siete veces. Tenemos que tener mucha paciencia. No podemos empezar a odiar. Tenemos que tener paciencia y convencer a la gente y hacerles entender que la gente tiene derechos”, agregó.

Huerta felicitó a los activistas del grupo “Mijente”, por haber logrado que la ciudad se comprometiera a proteger a la comunidad inmigrante. Huertas se fue, y dejó un espíritu de esperanza entre la gente que la escuchó hablar. Entre los activistas que trabajan con inmigrantes que este año enfrentan muchos retos para los que será necesario mucha paciencia y mucha acción, para lograr llevar el mensaje de que los inmigrantes también tienen derechos.

ACTIVISTAS OPINAN

Sassa Rivera

del grupo Mijente opinó que el trabajo de Dolores y su visita en Louisville valida el trabajo de los miembros del grupo que trabaja por los derechos de inmigrantes. “ Nos enfrentamos con muchos obstáculos en esta lucha, pero al escuchar a Dolores y ver como atravesamos por los mismos problemas y superarlos, me dio esperanza de que el movimiento tiene una oportunidad”.

Sarah Núñez

“El conocer a Dolores no solo fue un honor, sino una experiencia que no olvidaré el resto de mi vida. Su energía y su espíritu humilde y la manera que compartió con todos los que asistieron antes y después del documental, fue impresionante. Ella le ha puesto combustible a nuestra comunidad para que sigamos motivados y con energía. Su experiencia en organizar en un mundo dominado por los homnbre y como ella ha sido capaz de seguir en su trabajo por más de 65 años son lecciones que aún sigo tratando de comprender y que me han impactado mucho”. Dijo Sarah Núñez, también del grupo Mijente y del grupo Hispanic Initiatives.

Jesús Ibañez también organizador de Mijente y líder del movimiento Santuario dejó saber la satisfacción que le dio conocer a la líder de los derechos civiles.

“Para mi es increíble haber tenido el privilegio de conocer a una ícono de la historia del siglo 20. Aún más inspirador fue haber podido platicar con ella durante el fin de semana de estrategias para saber como organizar a la comunidad latina aquí en Louisville, y saber sus opiniones y las diferencias entre los chicanos de Texas y California. Para mí es alentador saber que como ella se relaciona y se hace querer. Para mi sorpresa, el viernes después de la cena, ella se puso a bailar con los miembros de Mijente mientras en el fondo se escuchaba “Suavemente”. Wow! Todavía no puedo creer que este fin de semana no fue un sueño”.

El documental Dolores se presenta por última vez el 20 de enero en el cinema del Speed Museum a las 11 de la mañana.

Tickets: https://9620.blackbaudhosting.com/9620/tickets?tab=2&txobjid=e325b30f-fccb-4cd2-87f4-4429097dca90