• Por José Neil Donis

La diferencia en ingresos entre graduados y no graduados universitarios continua creciendo

Al Día en América | Louisville Ky.- Si usted ha estado pensando en regresar a la universidad pero le preocupa el alto costo de la educación superior, tal vez debería preocuparse más por el costo de no obtener una educación universitaria.

De acuerdo al reporte dado a conocer en el 2014 por el Centro Nacional de Investigación Pew, la disparidad económica entre los adultos jóvenes que se han graduado de la universidad y los que no, continua creciendo. En el 2012 los adultos jóvenes (de 25 a 32 años de edad) que tenían un grado universitario de al menos dos años, ganaban casi el doble ($45,000) que sus pares que no fueron a la universidad ($28,000). (The Raising Cost of Not Going to College, 2014).

El estudio del Pew Center, también reveló que la tendencia ha ido aumentando a través de los años. En 1965, los adultos jóvenes ganaban el 81% de lo que ganaban los que se graduaban de la universidad.

Más recientemente, en enero del corriente año, el medio de comunicación USAToday reveló en un artículo que la disparidad de ingresos, entre los graduados universitarios comparados en comparación con los que no se gradúan, se encuentra en un nivel record. La diferencia se sitúa en el punto más amplio que se haya registrado. En promedio los graduados universitarios ganan más del 56% que sus compañeros que sólo obtuvieron un diploma de high school, de acuerdo a los datos recabados por el Instituto de Política Económica. (Pay gap between college grads and everyone else at a record. 2017).

Después de la gran recesión del 2009, fueron los trabajadores con educación universitaria los que lograron enrolarse en la mayoría de los nuevos empleos, ganando más. En contraste los que no se graduaron, no solo tienen menos opciones de conseguir empleo, si no que ganan menos en cualquier empleo que desempeñen.

Un ejemplo más cercano

En Louisville entrevistamos a uno de los estudiantes universitarios de Sullivan University que en estos días se gradúa. De primera mano nos contó como en el transcurso de pocos años, su vida ha dado vuelta luego de regresar a la universidad. Alfredo Granado, originario de La Isla de la Juventud en Cuba, hace apenas seis años tenía dos empleos en fábricas de la ciudad. Llegó a Kentucky como refugiado político en el 2010. Hoy en día después de concluir sus estudios, trabaja en una oficina de Humana, ganando más del doble, trabajando mucho menos del tiempo que hace seis años.

Pues fueron varias razones; la principal fue tomar conciencia que no valía la pena tener dos trabajos, uno en una fábrica y el otro en una bodega. Cuando tomé conciencia del error que estaba cometiendo tenía 25 años. Llevaba trabajando así unos seis meses y después al conseguir mi residencia busqué un lugar para estudiar.

(Al iniciar sus estudios, Granado no dejó de trabajar; para poder ir cubriendo gastos, continuó trabajando y estudiando al mismo tiempo).

Pienso que hay dos formas de buscar dinero en la vida, una es la manera deshonesta y la otra es la honesta. La primera siempre termina mal, pero la forma honesta requiere trabajar bastante. Y así es como decidí sacrificarme, empecé averiguar cómo estudiar, aprender inglés y así comencé.

¿Por qué Sullivan University y no otra?

Por algo muy importante. Sullivan tiene algo muy importante que no tienen otras. Mi novia estudio en UofL y me di cuenta, el horario.

En Sullivan tienes la posibilidad completamente de ir a clases y continuar trabajando. Yo pude trabajar y continuar estudiando y pude completar mi escuela. Es verdad que es caro y puede ser más caro que otras escuelas, pero no hay que preocuparse por eso; simplemente yo decidí ir porque el horario permitía poder hacerlo estudiar y trabajar.

El programa online es muy bueno, pero hay que estudiar mucho por cuenta propia.

Tienen un programa los sábados que también se puede aprovechar. Yo estudié a tiempo completo cuatro horas al día al menos tres días a la semana.

El otro elemento que me gustó de Sullivan es que al menos en computación, puedes conseguir tus credenciales o licencias para trabajar al mismo tiempo que estás estudiando. Cuando terminas un curso, puedes obtener la certificación y comenzar a trabajar de inmediato.

Cuando mencionas que es cara, ¿cómo hiciste para pagar?

Al decir verdad la financiación de los estudios no es tan fácil. Salí endeudado pero pagué todo al final, incluso mis libros. Cubrí parte con recursos de mi bolsillo y parte tuve que financiarlo.

¿Por qué te enfocaste a estudiar computación?

Porque realmente uno tiene que hacer una elección entre dos opciones. O estudias lo que más te guste, o lo que más seguridad económica te asegure. Computación no era lo que más me gustaba al principio pero después le cogí amor. Antes pensaba ser administrador de empresas pero después de ver el campo laboral, me di cuenta que el área de computación tiene una gran demanda y mercado.

La situación sobre el mercado laboral lo puedes averiguar en internet. Forbes, New York Times, un periódico de Los Ángeles, todas esas fuentes hacen reportes cada año y puedes buscarlo en internet. También se puede buscar Linkedlin.

¿Has podido implementar tus estudios en tu trabajo?

Si. Yo comencé a trabajar en computación mucho antes de graduarme cuando saqué mi grado de asociado (associate). Y luego saqué dos certificaciones en Sullivan y empecé a trabajar como técnico en computación. Después comencé a trabajar como asistente especialista, y luego saqué una certificación de ciber seguridad lo cual me dio acceso a un contrato de un año trabajando en Humana, como administrador de ciber seguridad. Es decir que en lo que respecta a computación, el campo es muy amplio.

Si comparas lo que ganas hoy con lo que ganabas en las bodegas, ¿cuál es la diferencia?

Más del doble. Yo antes tenía dos trabajos y ganaba cerca de $30,000 al año. Y ahora gano más del doble trabajando la mitad del tiempo.

¿Qué barreras encontraste para entrar a la universidad?

El inglés, pero había que echarle ganas. Lo que me sirvió mucho fue estudiar pero también mis amigos. Es muy importante ser sociable. Yo mismo les pedía ayuda con el inglés y con las tareas. Tenía amigos y cada vez que necesitaba ayuda me la brindaban. En Estados Unidos nadie te hace las tareas pero si te ayudan a buscar el camino para aprender cómo hacerlas. La única manera como tu aprendes algo es practicando y mis amigos me sirvieron mucho para ejercitar mi inglés. También pase un año en ESL en el Jefferson Community College. Pienso que el problema no es que vayas a clases, el problema es que todo lo que aprendes en clase lo tienes que practicar para poder entender. Si vas a clase y al otro día entregas la tarea, tampoco haces nada. Tienes que ir a aprender y luego practicar todos los días lo que aprendiste.

¿Cómo te ves en cinco años?

La seguridad informática era lo que pensé que me iba gustar. Pero al ir avanzando en tu carrera, se puede observar la posibilidad de cambiar de área del conocimiento. En cinco años yo me veo como programador, como codificador. Me encanta codificar y crear programas, me gusta más que la seguridad.

Tal vez me gustaría verme en una empresa como Microsoft como programador. Tal vez es un sueño pero hay que soñar para poder hacer las cosas realidad.

¿Qué le aconsejarías a otros estudiantes que hoy están donde tú estabas hace cinco o seis años. Los que en este momento tal vez están pensando y dudando ingresar a la universidad?

El problema es que no comienzan. El problema es no comenzar. Tienes que comenzar, esa es la única forma de darte cuenta si puedes o no puedes. Y cada vez que comienzas tienes que terminar.

¿Qué valor le debemos de dar los latinos a la educación?

Trabajes duro o estudies duro, eso es algo honesto, pero nada te va a pdar mejor rédito que tener una buena educación. Si un día dejas un trabajo pero tienes educación, vas a conseguir otro. No hay nada más que se valore como la educación.

¿Quieres agregar algo?

Si se puede. Esa frase la dijo Obama, pero antes que él la dijo un latino, el mexicano Cesar Chávez. Si se puede. Cuando yo dije si se puede, yo tenía dos trabajos, luego fui a la escuela a tiempo completo y lo logré.

Antes trabajaba 56 horas a la semana mínimo, ganando la mitad o menos de lo que hoy gano trabajando mucho menos, sentado en una oficina.

Muchas gracias.

Esta semana Alfredo Granado obtendrá su diploma en Bacherlor's Computer Information and Systems con certificaciones A+, N+ y Security +.

6 vistas